Archivo de la etiqueta: Chiapas

CASTILLO VIOLA LEYES Y AMENAZA A ABOGADOS DE #AUTODEFENSAS

Después de que cinco abogados enviados por el Comisionado para la Seguridad y Desarrollo Integral de Michoacán, Alfredo Castillo Cervantes, tomaran los casos de 35 autodefensas presos del municipio de Aquila, los defensores que llevaron casos como el de Alberto Patishtán, dejaron la entidad con un “mal sabor de boca”.

Leonel Rivero Rodríguez, abogado de Defensa Estratégica en Derechos Humanos, dijo a SinEmbargo que el grupo de defensores que envió Castillo Cervantes ingresó como si nada al penal de Mil Cumbres, violando los procedimientos del Centro de Readaptación Social (Cereso) y logrando convencer a los civiles encarcelados de revocarles el derecho de llevar el caso. “Nosotros ya terminamos aquí. Ya logramos la libertad de los tres líderes y acordamos con la comunidad que ya terminó nuestra labor. Se quedan en la cárcel más de 30 autodefensas que creyeron en las promesas de los abogados enviados por Castillo”, acusó Rivero Rodríguez.

Hace dos meses un grupo de abogados ingresaron al penal y no sólo se entrevistaron con cada uno de los presos, sino que los reunieron a todos en una habitación para que pudieran ofrecerles la alternativa que el gobierno federal les ofrecía: quedar libres en 15 días, si revocaban el derecho a representarlos a los defensores de Defensa Estratégica. “Ellos violaron la ley, dijeron que iban de parte de Castillo, todos los abogados sabemos que no se puede entrar. Si no eres el defensor y si tienes a seis defendidos, los ves uno por uno, no reunidos a todos, como lo hicieron”, denunció el abogado de Defensa Estratégica en Derechos Humanos .

A pesar de la promesa que los defensores hicieron a los autodefensas de Aquila de sacarlos en 15 días, después de dos meses siguen presos y sus antiguos abogados ya se fueron de Michoacán. Leonel Rivero aseguró que Alfredo Castillo los quería fuera de los casos y fuera del estado, porque ellos sacarían a la luz todas las fallas del gobierno federal al momento de procesar a los acusados. “Intuimos que a Castillo y al gobierno federal, no les convenía que estuviéramos ahí, porque podíamos invocar otras fuerzas. Yo creo que por el hecho de que éramos un elemento externo al contexto de Michoacán. Tenemos casos precedentes, somos conocidos, trabajamos con otro tipo de estrategia, como Atenco, Patishtán, entonces, para Castillo y el gobierno éramos incómodos”, dijo.

Rivero explicó que como defensores públicos pusieron sobre la mesa de la discusión las violaciones al debido proceso en las que incurrió el Estado cuando las autodefensas fueron acusados de portación de armas de uso reservado al Ejército y secuestro. “Concluimos el trabajo de la causa penal de los dirigentes, la resolución llegó el 7 de julio y dimos por terminada de manera bilateral con la comunidad, los procesos con la comunidad”.

El abogado insistió en que la situación de Michoacán es complicada: “nos vamos satisfechos por haber cumplido profesionalmente, pero con mal sabor de boca por no haber terminado de sacar a todos. Yo no culparía a la gente que no revocó, les creyeron a ellos, estos abogados que siempre dijeron que iban de parte de Castillo, le prometieron que los iban a sacar y no lo hicieron, ellos querían su libertad”. Leonel Rivero y su hijo Augusto César Sandino Rivero, trabajaron el Michoacán 11 meses y realizaron más de  50 viajes entre Morelia y Veracruz.

LOS ABOGADOS INCÓMODOS

Los abogados de Defensa Estratégica en Derechos Humanos fueron víctimas en marzo de este año, mientras llevaban el proceso de las autodefensas de Aquila y otros casos, de allanamiento de morada.

La vivienda ubicada en Chiapas, que funge también como despacho, fue allanada justo frente a la Casa de Gobierno donde habita Manuel Velasco Coello, Gobernador de esa entidad. Los abogados Leonel Rivero Rodríguez y Sandino Rivero, padre e hijo, conocidos por llevar el caso del profesor Alberto Patishtán Gómez, denunciaron a través de Amnistía Internacional (AI) que desde el año pasado eran hostigados y amenazados a través de llamadas telefónicas. “No se llevaron nada, pero dejaron evidencia de que ahí estuvieron: dejaron las luces de la cocina encendidas y las puertas abiertas. Nuestra casa que usamos como despacho, está ubicada frente a la residencia del Gobernador de Chiapas. No entendemos cómo se metieron, la Casa de Gobierno ocupa toda una manzana, hay caseta de vigilancia, hay guardias de seguridad y nosotros creímos que por vivir donde vivimos estaríamos más seguros”, dijo Augusto César Sandino Rivero en esa ocasión.

Después del allanamiento de morada, los abogados se acercaron a Amnistía Internacional y se acogieron al Mecanismo para la Protección a Defensores de Derechos Humanos y Periodistas. Amnistía inmediatamente lanzó una alerta e hizo un llamado a los titulares de la Secretaría de Gobernación (Segob) y de la Procuraduría General de la República (PGR), Miguel Ángel Osorio Chong y Jesús Murillo Karam, a tomar cartas en el asunto y brindar protección inmediata a los abogados. Sin embargo, ningún funcionario de ambas dependencias llamó a  Leonel Rivero y Augusto Sandino Rivero para ofrecer apoyo y mucho menos para iniciar una investigación sobre su caso.

Amnistía informó en un comunicado que el 17 de enero de Leonel Rivero recibió una llamada de un desconocido. “Mira no me estés chingando la madre porque te estoy hablando bien verdad, porque yo soy, yo soy, no te voy a decir quién soy verdad pero soy algo”, le dijo el desconocido a Rivero. La organización también señaló que en varias ocasiones que el abogado recibió mensajes en su buzón de voz con “grabaciones de conversaciones personales que había tenido durante el día en reuniones con clientes, sugiriendo que estaba siendo vigilado y que, quienes le monitoreaban, tenían acceso a su hogar y oficina”. Sandino Rivero dijo que desconoce cuál de los casos que trabajan en su despacho, es la causa de las amenazas y hostigamiento que reciben desde el año pasado.

Los abogados llevan casos a organizaciones de Chiapas, el de los dos desaparecidos desde 2007 del  Ejército Popular Revolucionario (EPR), llevaban el de las autodefensas de Aquila, Michoacán y el de unos maestros acusados de secuestro de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE). Leonel Rivero indicó que desde hace unos meses cambiaron su lugar de residencia en Chiapas y aseguró que no han recibido nuevas amenazas. “Ya nos cambiamos, estábamos a 50 metros de la casa del Gobernador. Lo hicimos por cuestiones logísticas”, dijo.

Anuncios

PONIATOWSKA: Me enorgullece caminar al lado de los ilusos.

“Antes de que los Estados Unidos pretendieran tragarse a todo el continente, la resistencia indígena alzó escudos de oro y penachos de plumas de quetzal y los levantó muy alto cuando las mujeres de Chiapas, antes humilladas y furtivas, declararon en 1994 que querían escoger ellas a su hombre, mirarlo a los ojos, tener los hijos que deseaban y no ser cambiadas por una garrafa de alcohol. Deseaban tener los mismos derechos que los hombres”, manifestó la escritora Elena Poniatowska al recibir el premio Cervantes en el paraninfo de la Universidad de Alcalá de Henares. Foto Reuters.

“El poder financiero manda no sólo en México sino en el mundo. Los que lo resisten, montados en Rocinante y seguidos por Sancho Panza, son cada vez menos. Me enorgullece caminar al lado de los ilusos, los destartalados, los candorosos”, señaló en su discurso de recepción del Premio Cervantes de Literatura 2013 la escritora y periodista Elena Poniatowska.

Vestida con un huipil rojo y amarillo, confeccionado por artesanas de Juchitán, Oaxaca, la colaboradora de La Jornada entró en el Parnaso de la literatura en lengua española junto a Jorge Luis Borges, María Zambrano, Octavio Paz y José Emilio Pacheco, entre otros.

En el paraninfo de la Universidad de Alcalá de Henares, donde cada año se entrega ese galardón, Poniatowska recibió los tres objetos que la acreditan como ganadora del premio Cervantes: el acta del jurado –en la que la definen como una de las voces más poderosas de la literatura en español–, la medalla y la escultura acreditativa, obra del español Julio López, y, por último, el estímulo económico.

El reconocimiento se lo entregó el rey Juan Carlos, jefe del Estado español, quien presidió la ceremonia acompañado por la reina Sofía; el presidente del gobierno, Mariano Rajoy; el ministro de Educación y Cultura, José Ignacio Wert; el secretario de Estado de Cultura, José María Lasalle; el rector de la Universidad de Alcalá de Henares, Fernando Galván, y el alcalde la ciudad, Javier Bello.

Poniatowska perfiló el camino al atril o la cátedra del antiguo paraninfo y pronunció un discurso histórico, con el que se convirtió en la primera mujer en hacerlo desde esa tribuna, ya que las anteriores tres galardonadas –la filósofa española María Zambrano, la poeta cubana Dulce María Loynas y la novelista española Ana María Matute– no pudieron hacerlo por diferentes circunstancias.

La autora de La noche de Tlatelolcosubió a tribuna e inició su lectura con voz firme y pausada, con una dicción nítida con la que expresó un mensaje pensado y escrito desde hace menos de un año, cuando fue informada de que había sido la elegida para subir a los anales de la literatura.

En su discurso hilvanó todas las preocupaciones, inquietudes, vivencias y sueños con los que ha caminado en sus 82 años de vida; desde su infancia, sorprendida ante los viajes y los descubrimientos de sonidos y países, hasta el dolor de la desesperanza, el hambre, la desigualdad, la discriminación y la violencia que azota a nuestro país, México, donde hay un dios bajo cada piedra.

Sus primeras palabras no estaban escritas ni previstas y fueron para su amigo Gabriel García Márquez, quien murió mientras ella se preparaba para viajar a Madrid a recibir el galardón:

“Quiero recordar a nuestro querido Gabo. Antes éramos los condenados de la tierra, término que acuñó Frantz Fanon al referirse a los países del Tercer Mundo, pero con sus Cien años de soledad García Márquez le dio alas a América Latina. Y es ese gran vuelo el que hoy nos envuelve, nos levanta y hace que nos crezcan flores en la cabeza.”

Después habló de las tres escritoras que la han precedido en el alto honor que hoy recibía –cuatro mujeres frente a 36 hombres desde la instauración del premio en 1976:

“María, Dulce María y Ana María; las tres Marías, zarandeadas por sus circunstancias, no tuvieron santo a quién encomendarse y sin embargo, hoy por hoy, son las mujeres de Cervantes, al igual que Dulcinea del Toboso, Luscinda, Zoraida y Constanza. A diferencia de ellas, muchos dioses me han protegido porque en México hay un dios bajo cada piedra, un dios para la lluvia, otro para la fertilidad, otro para la muerte. Contamos con un dios para cada cosa y no con uno solo que de tan ocupado puede equivocarse. Y llegó a Sor Juana Inés de la Cruz, quien contaba con telescopios, astrolabios y compases para su búsqueda científica”.

Después recordó sus primeros andares en México, cuando llegó con ocho años de edad procedente de Francia, donde nació y vivió la primera etapa de su vida. “Las certezas de Francia y su afán por tener siempre la razón palidecieron al lado de la humildad de los mexicanos más pobres. Descalzos, caminaban bajo su sombrero o su rebozo. Se escondían para que no se les viera la vergüenza en los ojos”, señaló. Pero así como relató su asombro ante la sonoridad y el colorido del país al que llegaba, también denunció las penurias de una nación que desde su llegada intentó descubrir con humildad y curiosidad.

Recordó cuando escuchó por primera vez la palabra gracias en este enorme país, temible y secreto, llamado México, “que se extendía moreno y descalzo frente a mi hermana y a mí y nos desafiaba: descúbranme. El idioma era la llave para entrar al mundo indio, el mismo mundo del que habló Octavio Paz, aquí en Alcalá de Henares en 1981, cuando dijo que sin el mundo indio no seríamos lo que somos”.

Pero la autora de libros tan cruciales para la historia contemporánea de México, como Fuerte es el silencio,Tinísima o Hasta no verte Jesús mío habló también de los que andan a pie, de los que no tienen voz, como las dos mujeres que fueron asesinadas el pasado 13 de abril en Ciudad Juárez, una de 15 años y otra de 20, embarazada. Y narró: “el cuerpo de la primera fue encontrado en un basurero, como síntoma de la descomposición de la violencia que vive nuestro país”.

Porque, como ella misma explicó, quienes le dieron la llave para abrir México y descubrirlo fueron los mexicanos que andan en la calle descalzos. “Antes de que los Estados Unidos pretendiera tragarse a todo el continente, la resistencia indígena alzó escudos de oro y penachos de plumas de quetzal y los levantó muy alto cuando las mujeres de Chiapas, antes humilladas y furtivas, declararon en 1994 que querían escoger ellas a su hombre, mirarlo a los ojos, tener los hijos que deseaban y no ser cambiadas por una garrafa de alcohol. Deseaban tener los mismos derechos que los hombres”, afirmó.

También tuvo un recuerdo especial para los cuatro escritores mexicanos que han ganado el Cervantes: Octavio Paz, Carlos Fuentes, Sergio Pitol y José Emilio Pacheco. Y exhibió con orgullo su profesión de periodista, antes de escritora: “Ningún acontecimiento más importante en mi vida profesional que este premio que el jurado del Cervantes otorga a una Sancho Panza femenina que no es Teresa Panza ni Dulcinea del Toboso, ni Maritornes, ni la princesa Micomicona que tanto le gustaba a Carlos Fuentes, sino una escritora que no puede hablar de molinos porque ya no los hay y en cambio lo hace de los andariegos comunes y corrientes que cargan su bolsa del mandado, su pico o su pala, duermen a la buenaventura y confían en una cronista impulsiva que retiene lo que le cuentan. Niños, mujeres, ancianos, presos, dolientes y estudiantes caminan al lado de esta reportera que busca, como lo pedía María Zambrano, ‘ir más allá de la propia vida, estar en las otras vidas’”.

Por eso, afirmó, “el poder financiero manda no sólo en México sino en el mundo. Los que lo resisten, montados en Rocinante y seguidos por Sancho Panza son cada vez menos. Me enorgullece caminar al lado de los ilusos, los destartalados, los candorosos”.

Cómo se pasa la vida

Poniatowska terminó su discurso con un bello recuerdo de su marido Guillermo Haro, quien murió el 26 de abril de 1988: “En los últimos años de su vida repetía las coplas de Jorge Manrique a la muerte de su padre. Observaba durante horas a una jacaranda florecida y me hacía notar ‘cómo se pasa la vida, cómo se viene la muerte tan callando’. Esa certeza del estrellero también la he hecho mía, como siento mías las jacarandas que cada año cubren las aceras de México con una alfombra morada que es la de la cuaresma, la muerte y la resurrección”.

En respuesta a su discurso, el rey Juan Carlos elogió la obra valiente y rebelde de la novelista y afirmó quela conquista de la libertad y de la igualdad tiene en la obra de Elena Poniatowska una aspiración universal y trasciende los límites de la clase y el género. La lucha social se convierte de este modo en una defensa del entendimiento mutuo, de la solidaridad y del encuentro entre individuos históricamente distantes, para crear un espacio compartido que acoja a quienes lo habitan. En suma, los principios que rigen el universo literario de Poniatowska se identifican con los de una cultura democrática, que configura la equidad, la justicia y la libertad como un deseo posible, como un proyecto realizable dedicado a regenerar la humanidad.

El ministro de Cultura, José Ignacio Wert, señaló que con Poniatowska honramos el espíritu cervantino del idealismo, el profundo y amoroso conocimiento de la realidad del tiempo que le tocó vivir, la oralidad que se hace poesía, el loco quijotismo con el que se enfrenta a lo cotidiano y lo eleva a rango de arte. Premiamos su entrega, su obra, su persona y su dedicación al lenguaje con el que ha construido un México que nos alcanza como una ofrenda hermosa y dolorida, la del espacio al que quiso llegar Cervantes con la esperanza de encontrar su propio territorio de La Mancha, donde se habla el idioma de sus páginas. Este castellano que no fue su lengua materna, y que Elena Poniatowska Amor, escuchándolo, gustándolo y escribiéndolo, hizo suyo, y se hizo suya.

A la sesión solemne asistió la familia de Poniatowska, sus tres hijos y ocho de sus 10 nietos, así como amigos cercanos que la acompañan en el viaje y destacados escritores, académicos y dirigentes políticos de España y América Latina.

Texto íntegro del discurso de Elena Poniatowska

 

#EPN SEIS MESES MÁS ALLÁ DE LA SINVERGÜENZADA

Seis meses de EPN: Un balance más allá de la propaganda

Hace unos días se cumplieron los primeros seis meses del gobierno de Enrique Peña Nieto. Más allá de la propaganda, del cuidado mediático con que blindan a la presidencia, del culto a la personalidad del presidente y de la parafernalia del Pacto por México, los resultados en materia de economía familiar y seguridad pública, son pobres, mediocres y de franco retroceso.

El país ha tenido un declive en materia de crecimiento económico, el último trimestre crecimos apenas 0.8% en términos reales, teniendo el menor nivel registrado desde el último trimestre de 2009, cuando se presenció un retroceso de 2%. La inflación ha tenido un repunte provocado por el incremento, entre otros, de artículos alimentarios, llegando a situarse en 4.72% a la segunda quincena de mayo, ubicándose por cinco quincenas consecutivas arriba del 4% previsto, haciendo que la tasa sea la más alta en los últimos 4 años.

Por otra parte, hay una contracción del gasto público. El gasto destinado al sector público, al mes de abril, se ubica en 900 mil 709 millones de pesos, lo que representa una caída de 7.1% respecto al mismo periodo en el 2012. Asimismo, el gasto federal presenció un descenso de 9.1%, llegando a la cantidad de 634 mil 980 millones de pesos.

Este gobierno es el más lento de los últimos sexenios en arrancar. Aquí cabría preguntarse si estos sub-ejercicios son producto de la incapacidad de los nuevos funcionarios de la Secretaria de Hacienda, o si es una estrategia deliberada para desmovilizar la economía, de ser así, estos funcionarios podrían ser motivo de responsabilidad por afectar el funcionamiento de la economía y detener el impulso de obras y programas. Aunque cabe también la posibilidad de que estos recursos ya se hayan ejercicio a partir del segundo semestre, cuando arrancaron las campañas en catorce entidades, lo que se sumaría a las evidencias del uso electoral de los programas sociales. La carestía, la especulación en precios de productos básicos, aumentos en tarifas y los gasolinazos son una pesadilla para las familias.

La promesa de campaña de reducir los precios de los combustibles y las tarifas de electricidad, han quedado en demagogia del ahora presidente. Mes con mes se incrementan los precios de las gasolinas y a fines de abril se aumentaron las tarifas domésticas de electricidad, alegando que sólo es en viviendas de alto consumo y el sector industrial, aunque saben perfectamente que estos aumentos al final siempre terminan afectando a los consumidores.

La Canasta Alimenticia Recomendable (CAR) asciende a $205.31 pesos a abril de este año, mientras que el salario mínimo se ubica en $63.07 pesos, con lo cual observamos que mientras los alimentos aumentan 12%, el salario lo hace tan sólo 3%.

La gasolina ha llegado a niveles sin precedentes, haciendo que ésta sea, por primera vez, más cara que en Estados Unidos, con un costo de $11.47 pesos por litro de la Magna, en tanto que la Premium rebasó los $12, representando un incremento de 0.65 centavos desde el inicio del sexenio.

Lo mismo ocurre con el gas doméstico, que tienen un costo de $12.05 pesos por litro, es decir $241.00 pesos por un cilindro de 20 kgs., un aumento de $2.40, respecto a diciembre del 2012. De la misma manera, la luz eléctrica se ubica en $3.76 kilowatt/hora, tarifa residencial, ocasionando un aumento del 10%, respecto al período mencionado.

En cuanto al sector laboral, existe una pérdida de 219 mil empleos en el primer trimestre, es decir 37% menos plazas que en el mismo período durante el 2012, ocasionando el menor crecimiento en los últimos tres años. La tasa de desempleo en los primeros tres meses del año se traduce en 2.5 millones de personas, haciendo que 5.01% de la Población Económicamente Activa se encuentre sin trabajo, lo cual se traduce en un aumento de 400 mil mexicanos sin empleo.

En materia de seguridad, nada ha cambiado, las muertes violentas siguen en aumento en todo el país a razón 35 asesinatos diarios, y aunque pretendan que la “nueva estrategia” anticrimen del gobierno federal está logrando que los baños de sangre en la mayoría de entidades federativas va “a la baja”, dista de ser verdad. De acuerdo al Sistema Nacional de Seguridad Pública del gobierno federal, el mes de mayo hubo 954 homicidios, mientras que se siguen cometiendo alrededor de mil asesinatos al mes, igual que venía ocurriendo en el pasado gobierno federal panista.

Por otra parte, las reformas que desde el Pacto por México se han impulsado, sólo responden a intereses oligopólicos y se evidencia el pago de facturas por los favores recibidos en campaña. Las reformas laboral, educativa y de telecomunicaciones, que por consigna han aprobado, nos han traído más problemas que soluciones.

Con estos datos y evidencias, podemos afirmar que a seis meses del gobierno de Peña Nieto, el balance es negativo y son los mexicanos quienes siguen padeciendo las consecuencias de un gobierno que sólo trabaja para los intereses de grupos de poder. Aunque se empeñen en vender una imagen propagandística de que todo va bien, la gente vive día a día las consecuencias de las decisiones de gobierno erróneas y ya no aguanta más.

Ricardo Mejía Berdeja
Twitter: @RicardoMeb
http://www.lasillarota.com/component/k2/item/69583-seis-meses-de-epn-un-balance-más-allá-de-la-propaganda

— con Viri GranilloMartha TagleChely Garza y Pepe Contreras “El Kotori” Movimiento Ciudadano.