Archivo de la etiqueta: PRD

“Haiga sido como haiga sido” Elecciones #Coahuila 2014

Rosa Esther

Horizonte Ciudadano

Por: Rosa Esther Beltrán.

El resultado electoral del domingo pasado no pudo ser mejor para el partido octogenario de Coahuila, su gozo es completo y ya se preparan para el “carro completo” en los comicios de 2015.

En el ámbito nacional los analistas consideraron la elección de Coahuila, como una involución y un escándalo y se refirieron a Rubén Moreira como el hombre de Cro-Magnon, por eso es muy acertada su publicidad del gran dinosaurio que representa su gobierno.

Rubén Moreira continuará y terminará su sexenio con un congreso de corderos. Lo dijo Chema Fraustro, cuando salieron el domingo a hacer público su triunfo: “ganamos gracias al trabajo del gobernador” y ahí comenzó la reverencia, la veneración hacia el que es su jefe, pero lo más fuerte es que Chema como líder del Congreso asegura la continuidad de la manipulación y del engaño legislativo.

El PRI ganó todo con un juego sucio que incorpora las negras prácticas de la compra del voto, la entrega condicionada de despensas, acarreos, presiones inconfesable en una “democracia”; las liderezas accionaron a todo vapor coaccionado el voto, el proceso de votación incorporó el agiotaje con los fondos públicos, el lucro con la marginación y la pobreza de la gente humillando y ofendiendo su dignidad, se manifestó la inmoralidad sin máscaras, en fin la mercantilización desvergonzada de los comicios, se manifestaron las patologías políticas electorales en todo su apogeo.

La elección tuvo sus peculiaridades: El abstencionismo activo, con el voto nulo los electores cumplieron con su deber ciudadano y también expresaron su rechazo a las opciones de partidos, candidatos o programas que se ofrecían en la elección, un 3.6 por ciento de ciudadanos sufragaron anulando el voto, con lo cual superaron a los partidos morralla que pretendieron servir de comparsa al tricolor; el abstencionismo de un 60 por ciento de los electores no fue sorpresa, la indiferencia hacia quienes son y seguirán siendo los verdugos del pueblo es trágica y esa atribución la ejercerá sin obstáculos la sexagésima legislatura porque favorecerá sin ambages la impunidad.

Seguramente muchos de los electores, al sufragar en contra del tricolor lo hicieron con la esperanza de que la megadeuda se investigue y se castigue a los culpables porque gracias a ella las finanzas estatales están en quiebra y la Secretarías de Salud y la de Infraestructura han visto reducidos sus presupuestos en un 73 por ciento desde 2011, convirtiéndolas en instancias inoperantes.

Coahuila paga cada año más de 2 mil 500 millones de servicio a la deuda, desde 2011 se han pagado casi ocho mil millones, y la deuda apenas se ha reducido ochocientos millones de pesos; con la nueva legislatura ya no pasará nada con la megadeuda; ya no habrá culpables, sanciones, cuentas confiscadas, porque Rubén tendrá en sus manos el binomio perfecto de impunidad: un congreso dominado y un auditor superior del estado sometido a sus órdenes.

Rubén Moreira se siente en el paraíso, porque en su edén contará con una mayoría legislativa sobrrepresentada que le dará la tranquilidad de que le aprobarán lo que desee, le aceptarán sus créditos adicionales para endeudar más a Coahuila, sus leyes de hacienda con los impuestos más altos del país.

Y los ciudadanos tendremos un congreso sin legitimidad, electo por menos del 40 por ciento del electorado de manera que los diputados elegidos, nunca podrán decir que representan a la mayoría de los coahuilenses, porque no es verdad; y si la mayoría coahuilense no está representada en su congreso, ¿entonces para quiénes van a legislar los futuros diputados? Para el PRI y sus intereses.

Es lamentable que se permita que Rubén Moreira y David Aguillón, con sus comparsas hayan arrojado a una fosa clandestina la credibilidad electoral, pero así estamos, la tragedia es que permitimos un triunfo del PRI haiga sido como haiga sido.

 

Anuncios

Morena en la antesala de convertirse en partido político

amlo_vs_reforma_energetica-10

De la mano de López Obrador, y con más de 400 mil afiliados

El Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) cerró 2013 con más de 400 mil afiliados, 25 asambleas en todo el país y se coloca en la antesala de ser el nuevo partido político de izquierda. Después de que el ex candidato presidencial, Andrés Manuel López Obrador, rompió con el Partido de la Revolución Democrática (PRD) y anunció que formaría su propia fuerza política, Morena emprendió el camino que le llevó un año entero y que culminará con una Convención Nacional el 26 de enero de 2014, dijo Bertha Elena Luján Uranga, secretaria general de Morena. A partir de ese momento, el Instituto Federal Electoral (IFE) tendrá la tarea de revisar si el movimiento de López Obrador cumple o no con los requisitos y le entregará el registro a mediados de 2014. Morena necesita 230 mil afiliados y asambleas estatales con un mínimo de 3 mil militantes. Requisito que ya tiene. Para enero del próximo año, el movimiento realizará siete asambleas más, una de ellas en Baja California Sur, donde el 15 de diciembre no se reunió el quórum necesario para el registro ante el IFE. “Las dos condiciones están óptimas. En todas las asambleas participó el IFE como la autoridad registradora. Esto nos lleva a plantearnos que para el año que entra lo que hay que hacer es reforzar la organización interna, completar todos los comités municipales, construir los comités de base y ampliar la base de afiliación no nos conformamos con los 400 mil, tenemos metas mayores”, dijo Bertha Luján. La Secretaria General de Morena indicó que si bien el movimiento ya cumple con los requisitos para convertirse en un partido político, el proceso no fue fácil. “Estamos trabajando con las uñas, porque no recibimos el apoyo más que de la gente más cercana, de los diputados y senadores afines a Morena, que no son muchos”, dijo. Este fue uno de los factores que influyó en Baja California Sur, donde la población es más dispersa y se requieren más recursos. “Son estados donde hay una población más dispersa. No es lo mismo un evento de este tipo en un estado como Oaxaca que en Baja Sur. En Baja California el transporte es carísimo y los recursos son limitados. Siempre el norte es más difícil que el sur: las Bajas, Sonora, Sinaloa, chihuahua, Coahuila, Tamaulipas, Nuevo León, son estados más difíciles. Allá el proceso se contamina mucho con nuestra relación y cercanía con Estados Unidos, hay un esquema bipartidista, que estamos rompiendo, pero que existe como modelo”, dijo.

MORENA NO LLEGA AL  MILLÓN Y MEDIO

El movimiento de López Obrador, aunque cumple con los requisitos para registrarse como partido, no alcanzó la meta que se propuso en enero de 2013: llegar a millón y medio de afiliados. Un mes después del arranque de la inscripción de militantes, Martí Batres, presidente del Comité Ejecutivo Nacional (CEN), ofreció una conferencia de prensa para informar que llevaban 80 mil afiliados y que la campaña iba viento en popa. Sin embargo, el camino se complicó para Morena, sobre todo por la falta de financiamiento, pues el movimiento avanzó prácticamente con los recursos de los representantes de Comités Municipales y Estatales de cada entidad. Bertha Luján, secretaria general de Morena, reconoció a principios de año que el movimiento requería fondos para asegurar los gastos operativos de la sede nacional, por lo que realizarían bailes, rifas y otras actividades para recaudar recursos (el primer baile se anunció para el 13 de abril, con una meta de obtener 200 mil pesos). Luján explicó que durante el arranque de los “bonos fundador”, en enero, se obtuvieron 70 mil pesos, pero que desconocía las últimas cifras. El plan financiero de Morena que se anunció en enero proyectó obtener 20 millones de pesos durante este año, de los cuales 10 millones provendrían a través de 36 mil bonos que tienen un valor desde los 100 a los 50 mil pesos. Estos bonos son firmados por Andrés Manuel López Obrador y Martí Batres. El resto del dinero se obtendría de la aportación de un peso diario por cada afiliado al movimiento y la realización de actividades como bailes, rifas y boteo. A pesar de que los representantes de Morena dijeron que la mitad de los recursos recabados se destinarían para costear a la sede nacional y el resto se repartiría en los estados del país, varios representantes de comités estatales declararon que sobrevivieron de las aportaciones de los bolsillos de los voluntarios locales y que no vieron el recurso nacional. Además de la falta de recursos económicos, Morena también enfrentó un clima de represión y de violencia en el interior del país. Estados como Jalisco, Guanajuato y Querétaro gobernados históricamente por mandatarios y alcaldes panistas y priistas, fueron un terreno difícil para el movimiento de izquierda, pues sus líderes sufrieron hostigamiento por parte de autoridades municipales y en algunos casos exclusión en municipios de extrema pobreza. En Querétaro, por ejemplo, dijo Sinuhé Piedragil Ortiz, presidente del Comité Estatal de Morena, se afiliaron gracias a módulos errantes en las plazas y jardines públicos alrededor. En la zona de la Sierra Gorda, en los municipios de Peñamiller, Jalpan y Landa de Matamoros los líderes locales que afilian simpatizantes al movimiento sufrieron de exclusión de programas sociales por parte del gobierno, dijo Piedragil. Mientras que en León, Guanajuato, los representantes de Morena que colocaron módulos en las plazas públicas padecieron de intentos de desalojo constante por parte del municipio, indicó Ernesto Prieto Ortega, coordinador de Morena en ese estado. “Se acercan policías vestidos de civiles diciendo que nos quitemos, que no tenemos permiso. Que si queremos estar ahí, tenemos que pagar dinero como si estuviéramos vendiendo algo en la calle”, narró Prieto Ortega. En el norte del país la guerra entre la bandas criminales afectó la logística del movimiento y volvió a esta región de por sí difícil para la izquierda, una zona donde se avanzó a paso más lento que en estados del Centro y Sur del país. Valeriano Olguín García, un maestro en un instituto de educación superior, tiene 60 años y es miembro activo de Morena en Piedras Negras, Coahuila. El profesor apoyó en el proceso de afiliación y dijo que la estrategia de colocar módulos en la sede no funcionó, por lo que los organizadores optaron por ir por los simpatizantes casa por casa. Sin embargo, Valeriano dijo que no se pudo tocar la puerta de todos los hogares de Piedras Negras y sus alrededores. Los miembros de Morena afiliaron en sus colonias y a las familias que conocían. Tampoco tuvieron la oportunidad de viajar de noche a los municipios de Allende, Morelos, Zaragoza, Jiménez, Hidalgo, Villa Unión, Nava y Guerrero – que también pertenecen al I Distrito Federal Electoral, radio de acción de los representantes de Morena en el norte de Coahuila- porque de noche “todos los gatos son pardos y ‘ellos’ se pueden equivocar”, aseguró Valeriano. Además, la posibilidad de viajar de noche a otro municipio del distrito electoral fue nula y no es para menos, pues de acuerdo con la organización Fuerzas Unidas por Nuestros Desaparecidos en Coahuila (Fundec), 52% de las desapariciones forzadas ocurrió en Piedras Negras, la mayoría de ellas perpetuadas por grupos criminales. La violencia, aunada a la “vigilancia” de miembros del Partido Revolucionario Institucional (PRI) a la población, hizo más lenta la tarea del movimiento en la región, dijo Valeriano. Lo mismo sucedió en Durango, Chihuahua, Tamaulipas y Nuevo León.

MORENA MARCÓ SUS “LÍMITES” CON EL PRD

El movimiento de López Obrador también se caracterizó durante el año que concluyó por mantener su distancia con el PRD. Sin bien López Obrador salió de las filas del Sol Azteca y fue el candidato por ese partido a la Presidencia de la República, el líder marcó sus límites con las cúpulas perredistas. Uno de los principales puntos de quiebre fue la firma del Pacto por México por parte de Jesús Zambrano Grijalva, presidente Nacional del PRD, acción que AMLO criticó severamente durante casi todo el año. A la par de la lucha por construir un nuevo partido, Andrés Manuel se dio a la tarea de emprender una campaña en contra de la privatización de Petróleos Mexicanos (Pemex) a través de movilizaciones sociales, que no mezcló con las bases perredistas. En varias ocasiones el tabasqueño condicionó al PRD salirse del Pacto para ir juntos a la lucha por Pemex, condición que fue calificada por las cúpulas del Sol Azteca como un “error político”. Morena se concibió como la “única oposición” al régimen y se caracterizó por rechazar cualquier negociación o acercamiento con el PRI y con el Presidente Enrique Peña Nieto. Luego de la aprobación de la Reforma Energética en el Congreso de la Unión, Morena continúa por su cuenta y se niega rotundamente a mezclarse con el PRD. Con López Obrador aún convaleciente de la cirugía que se le realizó después de sufrir un infarto al miocardio, las riendas del movimiento están en manos de Batres Guadarrama, quien dijo hace unos días que con la bases perredistas estaría dispuesto a coincidir, pero con sus líderes, nada.


DOMINGO 7

Rosa Esther

HORIZONTE CIUDADANO

Por: Rosa Esther Beltrán Enriquez

Las campañas electorales se cerraron y la violencia mancilló este proceso electoral. Como en los peores tiempos del siglo 20, la tensión política crece. En la Cámara Baja los diputados mostraron más de 473 denuncias, las que no paran ni son atendidas, de manera que los partidos sí salieron con su “domingo 7”, arropados bajo un aluvión de promesas.

Coahuila no es la excepción.

El asesinato aún impune de Francisco Navarro Montenegro y un taxista que fue la otra víctima, además de los ataques violentos a la familia del candidato del PAN, Isidro López Villarreal, el asalto y robo en la camioneta de su esposa, el ataque de una pedrada a la hija, más las campañas negras en contra de Isidro, mancharon la contienda de Saltillo.

Pero en La Laguna, también los hechos violentos cundieron: secuestros, ejecuciones y sucesos de guerra sucia se multiplicaron, de manera que las firmas de los blindajes por parte de autoridades federales, estatales y líderes de partidos, quedaron hechas polvo. Así vamos hacia el domingo 7. Aunque el Ejecutivo afirma que no hay focos rojos en la entidad; claro, él vive en su burbuja, ignora la lacra de la impunidad.

En todos los municipios las lideresas y coordinadoras de manzana están presentes y nos obsequiarán su domingo 7. Se encargarán de “visitar” a cada elector de su sección para palomearlos. Además hay alguien que, al lado de la casilla, con contador en mano, revisa cuántos votaron y luego los conducen al almuerzo o comida, el premio. El domingo ellas serán el verdadero poder, no el ciudadano, como pregonan los spots.

Las denuncias por corrupción abundaron. Un alud de porquería, arrojada por todos los partidos, cubrió las contiendas en la ruta hacia el domingo 7. Gustavo Madero, presidente del PAN, sostiene que el PRI y sus gobiernos han fomentado un clima de violencia inhibitorio del voto y de la participación. El líder panista sostiene que el día de la elección esperan la promoción de rumores y disparos al aire, como tácticas intimidatorias.

Madero muestra una postura ambivalente. Por un lado denuncia ante el presidente Enrique Peña Nieto, con ira, que el PRI utilizó la violencia, la intimidación y el desvío de recursos públicos durante el actual proceso electoral, pero no menciona que su partido abandonaría el Pacto por México, como en varias ocasiones amenazó que lo harían, lo cual deja ver que no puede darse el lujo de abandonar ese cobijo ante el derrumbe electoral de su partido hace un año. Imagine usted, ciudadano, la risa, la diversión que debe invadir a Peña Nieto ante la ingenuidad de las cúpulas de la Oposición que creyeron que el PRI cumpliría con el Pacto y el Adéndum, o “subpacto”, firmados sin saber que eran espejismos.

El camino de la primera elección del actual Gobierno Federal está sembrado de sangre y homicidios, de secuestros, calumnias, denuncias insatisfechas, jugarretas, trampas, engaños y autoengaños. Es la senda que la ciudadanía contempla con ira y estupor, unos comicios crueles, regresivos e inadmisibles, pero los ciudadanos comunes, ¿podremos hacer algo más que conformarnos con lo que resulte el domingo 7?

Como ciudadanos somos conscientes de que la política y el gobierno son el recurso que la sociedad tiene para tener una vida de orden y no desfondarse en el caos y la anarquía, para una convivencia aceptable y no volvernos una jungla, para vivir seguros y no ser víctimas de bandas, agentes de antros y tipos que se lucen como gobierno.

Es nuestro derecho exigir de las elecciones resultados trasparentes y apego al Estado de Derecho, de no ser así, ¿qué nos quedaría? No tenemos por qué renunciar a la exigencia de vivir en una sociedad buena, humanamente mejor, ni tampoco por qué desistir de la exigencia de que la política sea una actividad excelente, pero eso será imposible si dejamos que la clase política haga y deshaga como sucede ahora, como ha sucedido en Coahuila con los Moreira, dar la espalda a la política es dejar la senda abandonada para que el juego ambicioso por posiciones que darían, y darán, ingresos, cargos, negocios y vanidades sociales para que el clientelismo político siga prosperando.