Archivo de la etiqueta: PRI

“Haiga sido como haiga sido” Elecciones #Coahuila 2014

Rosa Esther

Horizonte Ciudadano

Por: Rosa Esther Beltrán.

El resultado electoral del domingo pasado no pudo ser mejor para el partido octogenario de Coahuila, su gozo es completo y ya se preparan para el “carro completo” en los comicios de 2015.

En el ámbito nacional los analistas consideraron la elección de Coahuila, como una involución y un escándalo y se refirieron a Rubén Moreira como el hombre de Cro-Magnon, por eso es muy acertada su publicidad del gran dinosaurio que representa su gobierno.

Rubén Moreira continuará y terminará su sexenio con un congreso de corderos. Lo dijo Chema Fraustro, cuando salieron el domingo a hacer público su triunfo: “ganamos gracias al trabajo del gobernador” y ahí comenzó la reverencia, la veneración hacia el que es su jefe, pero lo más fuerte es que Chema como líder del Congreso asegura la continuidad de la manipulación y del engaño legislativo.

El PRI ganó todo con un juego sucio que incorpora las negras prácticas de la compra del voto, la entrega condicionada de despensas, acarreos, presiones inconfesable en una “democracia”; las liderezas accionaron a todo vapor coaccionado el voto, el proceso de votación incorporó el agiotaje con los fondos públicos, el lucro con la marginación y la pobreza de la gente humillando y ofendiendo su dignidad, se manifestó la inmoralidad sin máscaras, en fin la mercantilización desvergonzada de los comicios, se manifestaron las patologías políticas electorales en todo su apogeo.

La elección tuvo sus peculiaridades: El abstencionismo activo, con el voto nulo los electores cumplieron con su deber ciudadano y también expresaron su rechazo a las opciones de partidos, candidatos o programas que se ofrecían en la elección, un 3.6 por ciento de ciudadanos sufragaron anulando el voto, con lo cual superaron a los partidos morralla que pretendieron servir de comparsa al tricolor; el abstencionismo de un 60 por ciento de los electores no fue sorpresa, la indiferencia hacia quienes son y seguirán siendo los verdugos del pueblo es trágica y esa atribución la ejercerá sin obstáculos la sexagésima legislatura porque favorecerá sin ambages la impunidad.

Seguramente muchos de los electores, al sufragar en contra del tricolor lo hicieron con la esperanza de que la megadeuda se investigue y se castigue a los culpables porque gracias a ella las finanzas estatales están en quiebra y la Secretarías de Salud y la de Infraestructura han visto reducidos sus presupuestos en un 73 por ciento desde 2011, convirtiéndolas en instancias inoperantes.

Coahuila paga cada año más de 2 mil 500 millones de servicio a la deuda, desde 2011 se han pagado casi ocho mil millones, y la deuda apenas se ha reducido ochocientos millones de pesos; con la nueva legislatura ya no pasará nada con la megadeuda; ya no habrá culpables, sanciones, cuentas confiscadas, porque Rubén tendrá en sus manos el binomio perfecto de impunidad: un congreso dominado y un auditor superior del estado sometido a sus órdenes.

Rubén Moreira se siente en el paraíso, porque en su edén contará con una mayoría legislativa sobrrepresentada que le dará la tranquilidad de que le aprobarán lo que desee, le aceptarán sus créditos adicionales para endeudar más a Coahuila, sus leyes de hacienda con los impuestos más altos del país.

Y los ciudadanos tendremos un congreso sin legitimidad, electo por menos del 40 por ciento del electorado de manera que los diputados elegidos, nunca podrán decir que representan a la mayoría de los coahuilenses, porque no es verdad; y si la mayoría coahuilense no está representada en su congreso, ¿entonces para quiénes van a legislar los futuros diputados? Para el PRI y sus intereses.

Es lamentable que se permita que Rubén Moreira y David Aguillón, con sus comparsas hayan arrojado a una fosa clandestina la credibilidad electoral, pero así estamos, la tragedia es que permitimos un triunfo del PRI haiga sido como haiga sido.

 

Le tienen miedo a las candidaturas independientes

Siempre he apoyado este tema porque en la política, al igual que en la economía, es mejor la competencia que los monopolios.

Por: Leo Zuckerman.

Meses van y meses vienen y los partidos políticos siguen sin regular las candidaturas no partidistas. Ya están permitidas en la Constitución pero faltan las leyes reglamentarias a nivel federal. Supuestamente iban a ser aprobadas este periodo ordinario del Congreso como parte de la reforma político-electoral, pero, como ya sabemos, dicha reforma fue postergada. Así que al día de hoy, no hay nada de nada.

En la prensa trascendió que los legisladores, es decir los partidos, estaban discutiendo poner una serie de requisitos a los candidatos independientes prácticamente imposibles de cumplir: “Los aspirantes presidenciales sin partido deberán demostrar firmas de apoyo equivalentes a 1% de la lista nominal de electores (alrededor de 783 mil firmas) de al menos 17 entidades federativas. En el caso de los aspirantes a senadores, deberán recabar 2% de firmas de al menos la mitad de los distritos del estado por el que pretendan competir. A su vez, quienes busquen ser diputados de mayoría también deberán acreditar el 2% de firmas del distrito al que aspiren. Los independientes no podrán hacer campañas por radio y televisión para recabar firmas ni tampoco tendrán acceso a financiamiento público hasta que obtengan el registro. Una vez que lo tengan, dispondrán de financiamiento público y tiempos en radio y televisión sin que éstos excedan 50% de los montos asignados al tipo de candidatura de que se trate. Además no podrán incluir su fotografía en las boletas”.

Una locura, sobre todo la cantidad de firmas para registrarse, que demuestra el miedo que le tienen los partidos a los candidatos independientes. En realidad le tienen miedo a una mayor competencia. Porque a su rechazo a las candidaturas apartidistas hay que sumar los durísimos requisitos que hay para formar un nuevo partido. Ambas situaciones demuestran que los partidos existentes no quieren competir con nuevas opciones y para eso erigen enormes barreras de entrada a posibles alternativas a las actuales.

Siempre he estado a favor de las candidaturas no partidistas porque en la política, al igual que en la economía, es mejor la competencia que los monopolios. Considero que uno de los problemas que tiene nuestra democracia es el monopolio partidista de la representación, el cual ha generado una clase política vividora y adicta de prerrogativas multimillonarias que pagamos los contribuyentes.

Si bien el rompimiento del monopolio priista fue central para democratizar la política del país, los partidos que pactaron la democratización mantuvieron para ellos el monopolio de las candidaturas. Establecieron una competencia restrictiva: dentro de los partidos, todo; fuera de ellos, nada. De esta forma transitamos de un régimen de un solo partido a uno de tres y morralla, partidos que se han dedicado a defender sus monopolios y restringir aun más la competencia.

Las candidaturas independientes no son un asunto teórico. En el país hay cada vez más ciudadanos que quieren competir fuera de los partidos. Jorge Castañeda pretendió hacerlo en la elección presidencial de 2006. Demandó un amparo para poderse registrar como candidato independiente, demanda que fue desechada por la Suprema Corte de Justicia, que lamentablemente no quiso entrar al fondo del asunto.

A finales del sexenio pasado, se aprobó una reforma constitucional que permitía las candidaturas independientes. A nivel local ya fueron aprobadas algunas legislaciones secundarias para hacerlas operativas. El año pasado, en Zacatecas, Raúl de Luna Tovar ganó como candidato independiente la presidencia municipal de General Enrique Estrada. Para registrarse, el Instituto Electoral del Estado de Zacatecas le requirió la firma y copia de la credencial de elector de 15% del electorado del municipio. Esto equivalía a 745 ciudadanos. Recabó más de mil cien firmas. Su nombre, por tanto, apareció en la boleta con su propio logotipo. De Luna realizó campaña con el dinero que recaudó entre familiares y amigos. Se gastó un total de 105 mil pesos.

Este caso demuestra que, aun con enormes barreras de entrada, algunos candidatos independientes pueden ganar. Pero esta posibilidad sigue sin regularse a nivel federal. Una lástima, porque en México urge permitir las candidaturas independientes, o, en su caso, simplificar la formación y el registro de partidos políticos, lo cual oxigenaría nuestra vida democrática.

                Twitter: @leozuckermann

VIOLENTO ALCALDE DE ALLENDE, COAHUILA.

Un grupo de ciudadanos denuncia en redes sociales la hostilidad, negligencia y prepotencia del alcalde priísta de Allende, Coahuila, Luís Reynaldo Tapia Valadez, de quien también se sospecha tiene fuertes nexos con la delincuencia organizada, ya que se afirma en realidad él no ganó la elección interna, sino que su candidatura fue resultado de la presión que la delincuencia organizada realizó sobre el PRI.

Este señor además es propietario de una cadena de Casas de Empeño por varias ciudades del estado de Coahuila, y curiosamente el color de su cadena es el amarillo, pues bien, a raíz de esta obsesión por el amarillo usufructuado posiblemente como método mercadotécnico o publicitario en sus negocios, el también apodado “Papis” está pintando edificios y monumentos públicos de la ciudad de Allende del mismo color de su negocio, ya que presume que la ciudad le pertenece.

Su violencia llega a tal extremo, que hace días amenazó a la sexta Regidora del Ayuntamiento de Allende, Leonor Minerva Beltrán Martínez, curiosamente integrante del mismo partido que el sujeto, a quien ya denunció ante la autoridad competente por amenazas tanto a su género como persona y a su investidura como Regidora.

La misma Regidora manifiesta que no es la primera vez que tiene que padecer de la ira de Tapia Valadez, mismo que grita sin ton ni son tanto a regidores como directores de área e inclusive, les amenaza con una levantona.

arremete

Exigen a Alcalde de Saltillo cumpla promesas de campaña

me mueve

Con una actitud poco colaborativa, el Secretario Particular del Alcalde, Gerardo Valdés, no tuvo más que obedecer lo dictado por la Constitución Federal en su artículo 8 que dice expresamente:

“ARTICULO 8. LOS FUNCIONARIOS Y EMPLEADOS PUBLICOS RESPETARAN EL EJERCICIO DEL DERECHO DE PETICION, SIEMPRE QUE ESTA SE FORMULE POR ESCRITO, DE MANERA PACIFICA Y RESPETUOSA; PERO EN MATERIA POLITICA SOLO PODRAN HACER USO DE ESE DERECHO LOS CIUDADANOS DE LA REPUBLICA.

A TODA PETICION DEBERA RECAER UN ACUERDO ESCRITO DE LA AUTORIDAD A QUIEN SE HAYA DIRIGIDO, LA CUAL TIENE OBLIGACION DE HACERLO CONOCER EN BREVE TERMINO AL PETICIONARIO“.

Esto debido a que integrantes de colectivos como Ciudadanos por Coahuila, Jóvenes Lagartos y Basta! Coahuila, representados por Luis Zavala Díaz, (Abogado) David Muñoz (Activista social) y Alejandro Esparza Farías (Creador escénico) respectivamente integrantes de cada agrupación civil, se apersonaron en el edificio de la presidencia municipal de Saltillo, para hacer entrega de una petición con derecho Constitucional, para que se ponga a andar la maquinaria del Consejo Ciudadano del Transporte Público en Saltillo, ya que están dándole marcha atrás al proyecto Saltibús, que ha costado más de 120 millones de pesos, más de 70 desembolsados por los ciudadanos por el alza de tarifas, y ahora pretenden no solamente desaparecer ese proyecto, sino hacer que la tarifa permanezca o inclusive aumentarla.

alejandro1781689_10153774790150007_40263700_n1743178_10153774781155007_1432003705_n

El problema inicia desde que el mismo Isidro López Villarreal, siendo entonces candidato por el Partido Acción Nacional, ahora alcalde de Saltillo, prometió que no solamente se iba a robustecer al Saltibús, sino que cada ciudadano sería accionista de la empresa que a final de cuentas, nunca se ha terminado de constituir.

Los firmantes de cada petición constitucional, además citan expresamente su deseo de integrarse al Consejo del transporte público, con el afán de lograr que también se transparente a dónde ha ido a parar cada peso desde el aumento de la tarifa hace más de un año, que en números globales, representa aproximadamente 80 millones de pesos erogados por los ciudadanos, que agregados al subsidio del municipio y a la sospecha de que en realidad el Saltibús se trató siempre de un negocio que el ex alcalde Jericó Abramo Masso (del PRI) quería establecer para “pensionarse” digámoslo así, a costa del dinero de los saltillenses.

Cosa que no se duda, al saber que el mismo individuo a sido capaz de desalojar a personas a través del hurto de amplios terrenos de la ciudad.

El área de recepción, a pesar de que indica un letrero que los oficios se reciben de lunes a jueves, no solamente incumple con la Constitución, sino que demuestra un amplio margen de ignorancia y falta de respeto ya no solamente a la Constitución Federal, sino que insultan a la ciudadanía conciente y la Constitución se aplica día tras día, no debe existir burocracia de por medio.

cnZ_ILNu

Una cosa es ser Juan Domínguez y otra cosa es no la chingues.

“EL HOMBRE QUE HECHIZO A MÉXICO, Y AL MUNDO ENTERO”

“Los tiranos confían y abusan de la mala memoria del pueblo trabajador para seguir cometiendo los mismos crímenes”
Vemos con tristeza que la mala memoria del pueblo mexicano permite que uno de los políticos que cubrió de sangre el país, llevándolo a una de las más graves crisis económicas, político que provocó el suicidio de más de 700 mexicanos acosados por los bancos. Un político cínico que promovió a una ridícula minoría de empresarios para acumular obscenas fortunas, mientras que decenas de millones de mexicanos viven en la pobreza. Carlos Salinas de Gortari un político cínico al que se acusa de utilizar a Carlos Slim como presta nombre, inevitablemente este detrás de el actual gobierno de nuestro Señor presidente Don Enrique Peña Nieto.
Debemos recordar que mientras Carlos Slim es el hombre más rico del mundo sin que haya hecho nada a favor de la humanidad, nada, absolutamente nada en beneficio de la humanidad, y su única virtud es haber sido lo bastante oportunista para lambisconear a los hombres del poder para obtener concesiones, la más escandalosa: la venta-regalo de Telmex, otorgado por Salinas.
En Carlos Salinas de Gortari encontramos una de las respuestas al porque de tanta inseguridad, pobreza, marginación muerte para la inmensa mayoría de los mexicanos y el por qué de las inmensas fortunas de la ridícula minoría de archi millonarios que aparecen en la lista de la revista Forbes.
Iniciamos con esta entrega una serie de artículos para recordar la truculenta historia de Salinas y que los jóvenes adquieran la memoria necesaria para evitar comentan los mismos errores de sus padres de votar por un partido político, que desde siempre, ha estado inmerso en la corrupción, el narcotrafico, la traición, lavado de dinero y sobre todo en vender a los mexicanos y su patrimonio a los países extranjeros.
La vida de Carlos Salinas de Gortari está marcada por la tragedia, entre sus tremendas hazañas ciertas -aunque parezcan rumores, no lo son- se encuentra: matar a una sirvienta a los 5 años de edad, robar las elecciones presidenciales de México, empujar un desfavorable tratado de libre comercio para México con sus vecinos Estados Unidos y Canadá, robos y fraudes con PEMEX, asesinato de Luis Donaldo Colosio, robos y fraudes en su gobierno, robos por sus hermanos Raúl y Enrique -de los cuales, uno, Raúl, estuvo en la cárcel por lavado de dinero y el otro, Enrique, murió en 1996, probablemente por un asunto ligado al narco- y que decir de la privatización de varias empresas nacionales a sus compadres.
Esta es tan sólo un poco de la evidencia que existe en contra de Carlos Salinas de Gortari: el asesino, el corrupto, el traidor.
Carlos Salinas ascendió a la presidencia en una de las elecciones más polémicas de la historia reciente de México, en las que ocurrieron diversas irregularidades. La elección se llevó a cabo el 6 de julio de 1988, luego de una inestabilidad económica de más de 10 años, la estructura del PRI al fin se debilitó y por primera vez en la historia moderna de México se vio la candidatura de Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano miembro del Partido de la Revolucion Democrática como una posibilidad real de asumir la presidencia de la República.
Todo era muy claro y la mayoría de los mexicanos pensó que el futuro del país cambiaría con el nuevo presidente tan sólo por ser parte de otro partido político, debido a que el PRI estuvo en el poder por muchos años y por primera vez todo pudo haber sido diferente ya que era muy claro el poder y popularidad del candidato del PRD.
La noche de la elección, los datos que liberaba la Comisión Federal Electoral por medio del secretario de Gobernación Manuel Bartlett Díaz se interrumpieron. A las 20:00 horas del mismo día, se presentaron en la sede de la Secretaría de Gobernación los candidatos Manuel Clouthier, Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano y Rosario Ibarra denunciando la ilegalidad del proceso.
En los días posteriores a la elección se realizaron diversas manifestaciones que expresaban el descontento por la manera en que se llevó a cabo la elección.
El resultado oficial fue 50 por ciento para Carlos Salinas, 31 por ciento para Cuauhtémoc Cárdenas y 17 por ciento para Manuel J. Clouthier.
Las boletas de votación, que la oposición exigía se hicieran públicas para aclarar las anomalías, fueron destruidas por decisión de la Cámara de Diputados, controlada por el PRI. (Es evidente que actualmente sigue siendo controlada por el PRI)
Tomó posesión de su puesto el 01 de diciembre de 1988.
El 02 de diciembre de 1988 se llevó a cabo el Programa Nacional de Solidaridad “PRONASCO” para tratar de tener una justicia social. Los que participaron además del gobierno federal fue el país en general impulsados con un sentimiento de nacionalismo y de desarrollo social. Progamas que no han servido de nada, así es, dije programas, ya que el mismo programa inservible de Solidaridad se ha replicado en los gobiernos consecuentes, hasta la actual gobernatura bajo el nombre de “Pacto por México”, es increíble que en 20 años no se haya eliminado la pobreza y la situación marginada de algunas regiones del país.
Durante su administración hizo lo que a continuación se presenta:
Los “logros” que se dieron en México fueron los siguientes:
– Cambió el modelo económico del país gracias a un programa de Modernización.
– Estimuló las exportaciones.
– Renegoció la deuda externa e hizo que México se sujetara a las condiciones impuestas por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

– Promovió la creación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte con Estados Unidos y Canadá.
– Vendió la gran mayoría de las empresas paraestatales a precios por debajo de su valor real y los procesos de oferta no fueron muy claros.
– En 1991 y 1992 le dio fin a la reforma agraria y reformó la Constitución y las leyes en materia agraria.
– Reformó la relación entre el estado y la iglesia.
– Durante su gobierno se dio la venta de Teléfonos de México (TELMEX) cuya venta se realizó por medio de una subasta abierta al público en la que participaron varios grupos extranjeros y otros empresarios que ofrecieron cantidades mayores para la compra, pero uno de los requerimientos bases fue que la mayor parte de las acciones de TELMEX debía quedar en manos mexicanas. La persona que ofreció una mayor cantidad para su compra fue Carlos Slim.
Otro aspecto que se dio durante la administración de Salinas fue el 01 de enero de 1994, cuando el Tratado de Libre comercio “TLC” entró en vigor y en el estado de Chiapas se dio una rebelión formada por indígenas de bajos recursos económicos que no tenían tierras. Se formó el Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN).
Se quejaron de las condiciones rulares que había en México y el presidente negoció con ellos con tranquilidad sin llegar a la represión. Después de lo sucedido se dieron otros levantamientos y provocaron la caída del peso mexicano cuando el gobierno de Carlos Salinas estuvo por finalizar.
Así fue como las cosas “positivas” que el presidente hizo se empañaron, a pesar de haber declarado a nivel nacional e internacional que él era el mejor presidente de México en los últimos años. También es fundamental saber que Carlos tuvo una mala fama por casos de corrupción, nepotismo y tráfico de influencias.
Su gobierno finalizó el 30 de noviembre de 1994 y entregó el poder a su sucesor dejándole una de las peores crisis financieras en México. El 03 de marzo de 1995 se llevó a cabo una reunión oficial en la que Salinas participó junto con otros políticos importantes.
Después Salinas abandonó el país para ir a Cuba y después a Dublín, lugar donde decidió fijar su residencia debido a que dicho país no tiene ningún tipo de convenio de extradición firmados con México y de esa forma se protegió de ser repatriado para hacer frente a las acusaciones que hay en su contra. Sólo regresó a México esporádicamente para tratar asuntos de tipo familiar durante el gobierno de Ernesto Zedillo.
Otro escándalo más en su vida fue cuando el ex presidente Miguel de la Madrid lo acusó en el 2009 diciendo que Carlos Salinas de Gortari se robó dinero de la partida secreta por fomentar la corrupción en el país, además de que su hermano Raúl tenía vínculos con el narcotráfico, evasión fiscal, corrupción y más.
Se dice que actualmente trabaja como consejero ejecutivo del Grupo Dow Jones & Company, empresa estadounidense que publica información financiera. Ha publicado un libro e incluso menciona en entrevistas recientes que su actual fortuna proviene de la publicación y distribución de dicho libro.
México odia al apellido Salinas de Gortari y lo ha transformado en sinónimo de ladrón, asesino, protector de narcotraficantes, mentiroso y manipulador. También lo ha convertido en el símbolo del poder tras el trono. Para el colectivo mexicano, Salinas de Gortari es el perfecto “padrino” mafioso al que se odia, se admira y se teme. Salinas de Gortari es más poderoso que Joaquin “El Chapo” Guzmán, pero mucho menos apreciado y respetado porque su poder no lo ha obtenido por medio del valor, sino del engaño, no por medio de la lealtad de sus amigos y colaboradores, sino traicionándolos. Por muchos libros que escriba, seguirá siendo para la mayoría de los mexicanos el gran vende patrias, solo igualado por Santa Anna, el mayor ladrón del patrimonio nacional, el maldito que nos hundió en la mayor crisis financiera de la historia para llevarse el dinero fuera del país, el socio secreto de los mil millonarios a los que les regaló las empresas de la nación, el asesino intelectual de Luis Donaldo Colosio. ¿Admiradores? Los tiene, pero pocos en público. Salinas es demasiado costoso para la imagen de cualquiera.
Con tal “curriculum”, ahora se le acusa de ser el poder tras el actual Presidente Enrique Peña Nieto.
Por tanto, cuando Carlos Salinas de Gortari, refiriéndose a la presidencia de Enrique Peña Nieto, dice que ni una operación de cirugía le saca la sonrisa, está trabajando para sí mismo, a costa de dañar la imagen del presidente. A costa de dañar la integridad de todos los mexicanos, a costa de vender aun más el patrimonio nacional, a costa de recursos destinados al sector social, a costa de la ignorancia de la gente al no tener memoria histórica.
¿Que nos depara el destino para el 2018?, ¿otra crisis financiera al puro estilo de Salinas?, ¿Un levantamiento armado en el país como actualmente lo sufre el estado de Michoacán? ¿una nueva revolución?, o solo una nueva historia en la política mexicana en la cual el pueblo es el estúpido que no hizo nada para detener a aquel que quiere despejarlo de hasta los calzones.

NotiCoahuila – Hector Isai

La realidad Mata al discurso

Rosa Esther

Horizonte ciudadano

Rosa Esther Beltrán Enríquez

 

í, Enrique Peña Nieto está “moviendo a México”, pero en reversa. David Aguillón, líder estatal del PRI, asegura que se ven cambios sustanciales para el desarrollo económico y social del País. Ese señor ignora el bache en el que cayó recientemente la economía mexicana, un desplome del PIB a un 0.74 por ciento, por lo que el Gobierno Federal se vio obligado a ajustar su meta de crecimiento a la baja en tres ocasiones.

En los nueve meses de la administración peñista, los indicadores económicos han empeorado a causa de un menor dinamismo en el gasto público, las exportaciones, la contracción de las inversiones, la reducción de las remesas y la caída del sector de la construcción. A eso agregue los subejercicios en el presupuesto, el incremento de precios de los artículos básicos y la consecuente pérdida del poder adquisitivo, además del aumento del desempleo que Peña Nieto dijo que se detendría con la Reforma Laboral que le regaló Felipe Calderón antes de cerrar su ejercicio.

Las crisis económica y política son inocultables. Las aspiraciones a una vida digna son cada vez más lejanas para la población, los datos del INEGI muestran que, entre marzo y junio, el número de personas desempleadas pasó de 2.5 a 2.6 millones, y las condiciones de empleo empeoraron, pues de los 49.5 millones de personas ocupadas, 12.5 por ciento se encuentra en condiciones precarias.

El ansia de Peña Nieto es lograr la Reforma Energética y la Fiscal (aumento al IVA de 16 a 19 por ciento y su cobro generalizado en medicinas, alimentos, libros, etc.), las reformas se han convertido en el único fin para entregar buenas cuentas a sus jefes de la OCDE, el FMI y del Banco Mundial, esa es la brújula.

Se ha generalizado la versión de que el atorón económico es obra de la propia administración peñista a fin de utilizarlo como factor irrefutable de la necesidad forzosa de las reformas.

Peña Nieto presume que se está trazando “la historia de un México en paz”, pero la inseguridad persiste. Pese a la desinformación impulsada desde el propio Gobierno, la violencia y la delincuencia común no ceden, los grupos de autodefensa tienen presencia en 15 entidades y la Capital del País se vio ante el colapso por las protestas contra las Reformas Educativa y Energética. El Gobierno elude informar sobre el número de ejecuciones, secuestros y desapariciones, pero presumen una disminución del 20 por ciento de asesinatos, aunque según los datos de Reforma, entre diciembre de 2012 y agosto se registraron 6 mil 129 ejecuciones, y el semanario Zeta de Tijuana que lleva su propio “Ejecutómetro”, informó que en los nueve meses de la administración se han registrado 13 mil 775 ejecuciones. Es la paz de Peña Nieto.

Durante los primeros meses, el Pacto por México dio legitimidad al nuevo gobierno y a la oposición partidista, PAN, PRD. Con él, Peña Nieto alcanzó notoriedad y reconocimiento internacional, como un político con visión de Estado, entonces el Pacto se consideró como una fórmula de negociación eficaz entre las oposiciones partidistas y el Congreso de la Unión, aunque muy pronto las fracciones parlamentarias reprocharon a sus líderes partidistas que las Cámaras estaban siendo sustituidas por los acuerdos del Pacto, lo que apresuró su crisis.

El discurso de Peña comenzó a perder contenido a vaciarse y a caer en la incompetencia. Lo que sí ha hecho la actual administración federal con eficaz esmero es construir una escenografía de la complacencia. El gasto de miles de millones de pesos para promover una imagen de político eficaz no se puede ocultar, de ahí el afán de incondicionalidad y la falta de veracidad de algunos medios de comunicación que aplauden desaforados cualquier decisión presidencial, por más fútil que sea.

Lo evidente es que el sistema político está sometido a rupturas sin precedentes. El presidencialismo está herido y provocando la ingobernabilidad que padecemos. La interlocución, el debate, el diálogo con la ciudadanía deben sustituir a la negociación en lo obscurito, porque la democracia entraña deliberación libre, responsable y continua y es obligación de los tres poderes y los partidos políticos propiciarla.

1 

 

El #PRI ante la derrota en #Coahuila

Pongan  onesimo_newatención y escuchen el silencio que priva ahora en Coahuila. Las oficinas no tienen las mismas largas antesalas, las obras no avanzan tan rápido. Como magia: apenas se cerraron las llaves que sostenían el gasto desenfrenado y qué caray, se disipó el amor de las multitudes. Este es el sexenio de las porras que se fueron

.

Ya pasaron más de diez días desde que los electores le dieron la espalda al PRI en Coahuila, y el presidente estatal del partido no ha renunciado. Celebro su decisión. La pérdida de 68 mil votos en Saltillo, 24 mil votos en Torreón y 17 mil votos en Monclova representa una derrota tan contundente, que no podría atribuirse sólo a su mal desempeño personal. De hecho, esta elección no hizo más que reflejar una tendencia que antecede y que seguramente seguirá tras la salida de este dirigente. El PRI en Coahuila está desfondado, atrapado en la incongruencia de prometerle al electorado buenos gobernantes sin deslindarse de los peores que hemos tenido en nuestra historia. Claramente la aplanadora moreirista entró en una nueva etapa. Antes arrollaba en el estado, pero su conducción desenfrenada dejó tanta destrucción, que hoy no crece nada nuevo. Perdió Enrique Martínez la diputación federal. Perdió Hilda Flores la Senaduría. Perdió Fernando de las Fuentes la alcaldía de Saltillo. Estos tres perfiles tienen en común ser promesas desinfladas por su inexplicable decisión de legitimar el moreirazo durante su paso por el Congreso.

En algún momento el priísmo coahuilense perdió la capacidad de distinguir entre lealtad y complicidad. Si señor gobernador. Claro señor gobernador. Por supuesto señor gobernador. En un sexenio retrocedimos treinta años de desarrollo democrático. Ese fue el sexenio de las señoras que gritaban sílabas en los estadios. Mo-rei-ra, mo-rei-ra. La matraca ahogó el debate, después la unanimidad relajó los controles y finalmente la certeza de impunidad convirtió al gobierno en una fiesta. Así, el partido que atraía a los mejores perfiles se convirtió en el club cerrado de “la nueva clase política moreirista.” La dádiva para el empresario, el chayote para el periodista, el mito para el ingenuo y las despensas para la líder de colonia enmascararon por un tiempo al más grande saqueo jamás documentado. Y mientras tanto, muchos priístas aplaudiendo, asumiendo convencidos su rol en el sexenio: Mo-rei-ra, mo-rei-ra.

Pongan atención y escuchen el silencio que priva ahora. Las oficinas no tienen las mismas largas antesalas, las obras no avanzan tan rápido. Como magia: apenas se cerraron las llaves que sostenían el gasto desenfrenado, y qué caray, se disipó el amor de las multitudes. Este es el sexenio de las porras que se fueron. Hay quien dice que la diferencia tiene que ver con las personalidades, pero son más bien de circunstancias. Dado que Humberto administró la abundancia con el rigor de López-Portillo, Rubén no tuvo alternativa más que abrocharles el cinturón a todos, como hizo de la Madrid. Y así como a nivel federal el PRI tuvo que reformarse a partir de derrotas electorales, en Coahuila se aproxima la posibilidad de un cambio. Más mejor, supongo.

Es difícil identificar el momento exacto en el que los coahuilenses decidieron decir basta. Quizá fue en noviembre del 2011, cuando el hoy presidente del PRI acudió al congreso local a cerrar con broche de oro ese olvidable sexenio. Acudía entonces como secretario de Gobierno a entregar el último informe y se detuvo a regalarle a los medios una entrevista de banqueta. Infló el pecho, como hacían tantos moreiristas entonces, para decirnos que esa administración “transformó a Coahuila” y que quienes se atrevieron a criticarla “sólo buscan desprestigiar al estado”. Unos años después, el chiste se cuenta solo. El único estado que se transformó fue el estado de cuenta de algunos funcionarios, y el desprestigio cayó exclusivamente en el PRI y en los miembros de la “nueva clase política” gobernante. ¿Cuándo, pregunto, podrán los dirigentes priístas tocar estos temas sin recurrir a las matracas o al insulto a los críticos?

Supongo que el presidente del PRI se queda en su puesto para encabezar un profundo proceso de reflexión. Visitará los 38 municipios, platicando con los “cuadros distinguidos” y con las “fuerzas vivas.” Al final tendrá que presentar un diagnóstico, explicando si el PRI local sufre de cáncer o sufre de gripa. Será interesante ver como interpreta el dirigente la derrota, pues evidentemente no la asume como propia. Al menos no renunció,como sí hizo su antecesor a sólo dos días de conocerse los resultados de la elección del año pasado. ¿Si no falló el presidente del partido, quién entonces espantó los votos del PRI? ¿El Gobierno de Peña Nieto, el de Moreira I o el de Moreira II? ¿Fallaron los candidatos, los sectores, las estructuras o las ideas? Será interesante observar el proceso, porque ahora que lo pienso, nunca he visto al moreirismo ejercer la autocrítica. Quizá es tiempo de que lo intenten. Total, el desprestigio ya lo cargan.

@oneflores

(Fuente: Animal Político, Columna: Ciudad Posible de Onésimo Flores)

DOMINGO 7

Rosa Esther

HORIZONTE CIUDADANO

Por: Rosa Esther Beltrán Enriquez

Las campañas electorales se cerraron y la violencia mancilló este proceso electoral. Como en los peores tiempos del siglo 20, la tensión política crece. En la Cámara Baja los diputados mostraron más de 473 denuncias, las que no paran ni son atendidas, de manera que los partidos sí salieron con su “domingo 7”, arropados bajo un aluvión de promesas.

Coahuila no es la excepción.

El asesinato aún impune de Francisco Navarro Montenegro y un taxista que fue la otra víctima, además de los ataques violentos a la familia del candidato del PAN, Isidro López Villarreal, el asalto y robo en la camioneta de su esposa, el ataque de una pedrada a la hija, más las campañas negras en contra de Isidro, mancharon la contienda de Saltillo.

Pero en La Laguna, también los hechos violentos cundieron: secuestros, ejecuciones y sucesos de guerra sucia se multiplicaron, de manera que las firmas de los blindajes por parte de autoridades federales, estatales y líderes de partidos, quedaron hechas polvo. Así vamos hacia el domingo 7. Aunque el Ejecutivo afirma que no hay focos rojos en la entidad; claro, él vive en su burbuja, ignora la lacra de la impunidad.

En todos los municipios las lideresas y coordinadoras de manzana están presentes y nos obsequiarán su domingo 7. Se encargarán de “visitar” a cada elector de su sección para palomearlos. Además hay alguien que, al lado de la casilla, con contador en mano, revisa cuántos votaron y luego los conducen al almuerzo o comida, el premio. El domingo ellas serán el verdadero poder, no el ciudadano, como pregonan los spots.

Las denuncias por corrupción abundaron. Un alud de porquería, arrojada por todos los partidos, cubrió las contiendas en la ruta hacia el domingo 7. Gustavo Madero, presidente del PAN, sostiene que el PRI y sus gobiernos han fomentado un clima de violencia inhibitorio del voto y de la participación. El líder panista sostiene que el día de la elección esperan la promoción de rumores y disparos al aire, como tácticas intimidatorias.

Madero muestra una postura ambivalente. Por un lado denuncia ante el presidente Enrique Peña Nieto, con ira, que el PRI utilizó la violencia, la intimidación y el desvío de recursos públicos durante el actual proceso electoral, pero no menciona que su partido abandonaría el Pacto por México, como en varias ocasiones amenazó que lo harían, lo cual deja ver que no puede darse el lujo de abandonar ese cobijo ante el derrumbe electoral de su partido hace un año. Imagine usted, ciudadano, la risa, la diversión que debe invadir a Peña Nieto ante la ingenuidad de las cúpulas de la Oposición que creyeron que el PRI cumpliría con el Pacto y el Adéndum, o “subpacto”, firmados sin saber que eran espejismos.

El camino de la primera elección del actual Gobierno Federal está sembrado de sangre y homicidios, de secuestros, calumnias, denuncias insatisfechas, jugarretas, trampas, engaños y autoengaños. Es la senda que la ciudadanía contempla con ira y estupor, unos comicios crueles, regresivos e inadmisibles, pero los ciudadanos comunes, ¿podremos hacer algo más que conformarnos con lo que resulte el domingo 7?

Como ciudadanos somos conscientes de que la política y el gobierno son el recurso que la sociedad tiene para tener una vida de orden y no desfondarse en el caos y la anarquía, para una convivencia aceptable y no volvernos una jungla, para vivir seguros y no ser víctimas de bandas, agentes de antros y tipos que se lucen como gobierno.

Es nuestro derecho exigir de las elecciones resultados trasparentes y apego al Estado de Derecho, de no ser así, ¿qué nos quedaría? No tenemos por qué renunciar a la exigencia de vivir en una sociedad buena, humanamente mejor, ni tampoco por qué desistir de la exigencia de que la política sea una actividad excelente, pero eso será imposible si dejamos que la clase política haga y deshaga como sucede ahora, como ha sucedido en Coahuila con los Moreira, dar la espalda a la política es dejar la senda abandonada para que el juego ambicioso por posiciones que darían, y darán, ingresos, cargos, negocios y vanidades sociales para que el clientelismo político siga prosperando.