Archivo de la etiqueta: Reforma Energética

USUARIOS PODRÁN AMPARARSE CONTRA COBROS EXCESIVOS DE LUZ

La Suprema Corte establece un nuevo criterio y los clientes de la CFE podrán acudir a la justicia federal o al tribunal fiscal.

cfe

(Notimex/ AN) Al adoptar un nuevo criterio, la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) determinó que los consumidores de energía eléctrica pueden ampararse en contra de cobros excesivos, ajustes o cortes del servicio de luz por parte de la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

Con el voto en contra de Margarita Luna Ramos y Alberto Gelacio Pérez Dayán, la Segunda Sala de la Corte abandonó tesis y criterios que mantuvo durante años, por los cuales negaba la posibilidad de los usuarios de ampararse en contra de excesos cometidos por la CFE.

Sin embargo, los ministros aclararon que continúa vigente la jurisprudencia donde se declara que la CFE no es autoridad responsable para la procedencia de los recursos y juicios administrativos relacionados con el aviso por suministro de energía y el ajuste en el monto del consumo derivado de órdenes de verificación, cobro o corte de éste y su ejecución.

Los usuarios de la CFE podrán acudir en adelante al Tribunal Federal de Justicia Fiscal y Administrativa a inconformarse cuando consideren que sus derechos fueron afectados, y también, podrán ampararse ante la justicia federal, cuando se presuma que la empresa incurre en actos inconstitucionales.

Los ministros aprobaron el proyecto elaborado por Sergio Valls, quien estuvo presente en la sesión después de semanas de ausencia por razones de salud. La resolución estableció que, al tener la CFE el monopolio en la prestación del servicio público de electricidad, cuando firma un contrato de servicio con los usuarios, se signa un contrato “administrativo” y no, como antes consideraba la Corte, un contrato “entre iguales”.

Además, plantea que en la suscripción del contrato de suministro de energía eléctrica, el usuario se somete a las condiciones que dicta la Secretaría de Economía, con visto bueno de la de Energía, sin posibilidad de negociación, lo cual viola el principio de igualdad entre las partes.

Si se toma en cuenta que la CFE es el único organismo que presta el servicio de energía eléctrica, “el usuario debe someterse por completo a las disposiciones que dicten las autoridades en los contratos, pues de lo contrario no podría obtener el servicio de energía eléctrica que en la actualidad constituye un servicio de primera necesidad”, indicó la resolución.

EL DERECHO DE LOS PUEBLOS INDÍGENAS A TIERRA Y TERRITORIO

indigenas

México.- (Jaime Martínez Veloz) Rodolfo Stavenhaguen, ex Relator Especial para los Derechos Humanos de los Pueblos Indígenas de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), define en un concepto lo que representa el derecho de los pueblos indígenas a la tierra y al territorio: un derecho humano; no sólo por lo que implica para la subsistencia, conservación y sustento de los pueblos originarios, sino por la relación especial que tienen con la tierra desde tiempos remotos que la ocupan, poseen, aprovechan, y que los define en gran medida como pueblos indígenas, porque tienen la propiedad social y ancestral sobre ésta.

Esa relación y unidad indisoluble entre comunidad, tierra y naturaleza representa la cosmogonía de los indígenas; el territorio es parte de su cultura y de su concepción del mundo, y es el lugar donde la estructura social de su pueblo se consolida y fortalece. Para los pueblos indígenas, el territorio va más allá del simple concepto de espacio, es un todo, que históricamente les corresponde. El derecho sobre el territorio está vinculado con el derecho a los recursos naturales, a su uso y disfrute, que son esenciales para su desarrollo económico y social.

Es por ello que a la par de la evolución a nivel internacional de los derechos humanos, sus doctrinas, prácticas y aplicación, de la misma manera lo han hecho los derechos colectivos de los pueblos indígenas; muestra de ello son el Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo del año 1989; la Declaración de Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas del 2007; y las Normas y Jurisprudencias del Sistema Interamericano de Derechos Humanos sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas y Tribales sobre sus Tierras Ancestrales y Recursos Naturales. El Estado Mexicano ha sido de los principales impulsores de estos instrumentos a favor de los pueblos indígenas ante los organismos internacionales y con otros países.

En México también existen nuevos instrumentos que garantizan los derechos humanos: la reforma del 2011 al artículo Primero sobre la materia, que les otorga rango constitucional a los Tratados y Convenios Internacionales; y la resolución de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, que hace de observancia obligatoria la jurisprudencia emitida por la Corte Interamericana de Derechos Humanos.

A pesar de este paulatino avance en el reconocimiento de los Derechos de los Pueblos Indígenas, en nuestro país históricamente se han presentado sistemáticas violaciones a estos derechos, en todos los aspectos: salud, educación, vivienda, acceso a la justicia, discriminación, etcétera. Las violaciones de mayor gravedad son a los derechos a la propiedad y al territorio; para muestra, en los pasados tres sexenios, desde 1994 a 2012, se entregaron 43 mil 675 concesiones mineras a empresas nacionales y extranjeras. Muchas de éstas se encuentran sobre territorio ancestral, sin el consentimiento de los pueblos. Aunque en la actualidad otros datos oficiales nos informan que sólo existen 26 mil 823 concesiones mineras vigentes que abarcan una superficie de más de 31 millones de hectáreas, lo cierto es que una gran parte del territorio nacional ha sido utilizada por multinacionales para extraer enormes cantidades de recursos naturales.

En el periodo 2000-2012, la industria minera produjo casi 420 toneladas de oro, más del doble de las que se produjeron durante más de tres siglos de la Colonia. Del 2007 al 2012 generó una ganancia de 693 mil 66 millones 900 mil pesos, de los cuales 15 mil 231 millones 435 mil 200 ingresaron a las arcas nacionales por el concepto de pago de derechos sobre minería. Es decir, sólo 2.2 por ciento del valor total de la producción, según cifras de la Auditoría Superior de la Federación (ASF). Ganancia de la cual los pueblos y comunidades indígenas no recibieron nada o casi nada.

Gran parte de la actividad minera, como la de explotación de recursos naturales, la construcción de megaproyectos ajenos a los intereses de los pueblos indígenas, ha incrementado la tensión social entre las comunidades, empresas y gobierno de distintos órdenes.

El aprovechamiento y la afectación del territorio indígena por parte de empresas y gobiernos sin el consentimiento de los pueblos es la génesis de múltiples conflictos sociales, que, en algunos casos, derivan en enfrentamientos sociales, desplazamientos forzados de comunidades, aumento de la violencia, deterioro medioambiental, y pueden llegar a causar la extinción de los pueblos originarios.

Lo anterior además de ser una grave amenaza a la integridad cultural y territorial de los pueblos indígenas, es una violación a sus derechos sobre sus tierras ancestrales, a sus derechos humanos y un peligro para su supervivencia, por ser el territorio el elemento sagrado que articula la vida social, económica, política y cultural de los pueblos indígenas.

El despojo territorial profundiza la pobreza; la realidad de los pueblos es que la población indígena en México es la que concentra el mayor índice de pobreza por sector, con el 72.3 por ciento, comparado con la media nacional (45.5 por ciento), la rural (61.6 por ciento) y la urbana (40.6 por ciento). Los indígenas son los pobres entre los pobres. 

Ante la realidad histórica que enfrentan los pueblos indígenas, de marginación, despojo y empobrecimiento, el Estado mexicano tiene el reto y el compromiso de trazar una ruta para: saldar la deuda histórica con estos pueblos, el reconocimiento de sus derechos y garantizar el ejercicio de éstos. Por ello en el Plan Nacional de Desarrollo 2013-2018 una de las estrategias es impulsar un Acuerdo Nacional para el Bienestar, el Respeto y el Progreso de los Pueblo Indígenas de México, cuyos instrumentos deben ser el diálogo, y el reconocimiento a la libre determinación como derecho fundamental y a la Consulta Previa, Libre e Informada.

El Programa Sectorial de la Secretaría de Gobernación establece en su línea 1.5.3 el compromiso de “impulsar la armonización del marco legal nacional con los Tratados internacionales en materia indígena”; esto, mediante la participación indígena en procesos de construcción de acuerdos y elaboración de iniciativas de ley, que permitan la armonización legal.

Tenemos claro lo complejo que significa este proceso, sin embargo estamos empeñados en llevar a cabo de la mano de los pueblos indígenas esta armonización que permita a los pueblos indígenas, tener un marco normativo, que les brinde certeza jurídica y posibilidades de desarrollo. Sólo así se podrá terminar con la situación de pobreza, marginación y exclusión en la que viven los indígenas. Sólo así podremos construir un país democrático, justo e incluyente.

*El autor es político. 

#REFORMA ENERGÉTICA, UN MULTIMILLONARIO NEGOCIO

¿De qué tamaño es el negocio de la energía en México? Es una pregunta que muchos se formulan después que el presidente Peña Nieto promulgó las leyes secundarias de la Reforma Energética, que abre al libre mercado la explotación de hidrocarburos y electricidad.

En un país que durante 76 años mantuvo un monopolio estatal en petróleo, gas y electricidad, y donde prácticamente todos sus habitantes sólo conocen a dos proveedores gubernamentales de estos servicios, parece natural la inquietud sobre las nuevas reglas.

A partir de ahora empresas mexicanas y extranjeras pueden participar en la extracción y venta de hidrocarburos, así como en la generación y abastecimiento de electricidad para los grandes consumidores.

Es un mercado con muchas ganancias: según el Departamento de Comercio de Estados Unidos en el primer semestre de este año las ventas de crudo de la paraestatal Petróleos Mexicanos (Pemex) a ese país, su principal cliente, fueron de US$14.500 millones.

Y el año pasado la paraestatal Comisión Federal de Electricidad (CFE) vendió energía por más de US$13.000 millones a las industrias, comercios y grandes empresas del país, sin contar los ingresos por el servicio a 37,3 millones de hogares.

“Nada que festejar”

“Hay que quitarnos la idea de que la Reforma Energética va a generar crecimiento en el corto plazo, eso no es cierto“: Luis Serra, CIDAC.

Éstas son dos de las áreas que con la Reforma Energética se abren al capital privado, pero de acuerdo con la Secretaría de Energía las posibilidades de aumentar la explotación de gas y petróleo, así como distribuir gasolina y otros hidrocarburos pueden crear un mercado mayor al actual.

En el año previo a la promulgación de la Reforma uno de los temas más debatidos fue el destino de Pemex, una de las 15 petroleras más grandes del mundo y con un valor de US$326.000 millones. Las autoridades aseguran que la existencia de la paraestatal está garantizada.

Miriam Grunstein, académica del Centro de Investigación y Docencia Económica (CIDE), compara la situación actual del país con un enorme pastel (torta) del que muchos quieren un trozo.

Los críticos de la Reforma Energética, como Miguel Barbosa, senador del izquierdista Partido de la Revolución Democrática (PRD), dicen que “no hay nada que festejar” en México.

Otros como Luis Serra, del Centro de Investigación para el Desarrollo (CIDAC) creen que el negocio no será para todos. “Hay que quitarnos la idea de que la Reforma Energética va a generar crecimiento en el corto plazo, eso no es cierto”, asegura. “La Reforma está pensada para generar condiciones que promuevan crecimiento económico en el mediano y largo plazo”.

Gasolina

De acuerdo con Pemex los recursos prospectivos de hidrocarburos del país son mayores a 100.000 millones de barriles. La cifra incluye los yacimientos probados y posibles de crudo en aguas someras, tierra y en mar profundo.

También contempla los mantos de gas natural y shale, como se conoce al metano atrapado en formaciones de piedra lutita y que se extrae por el sistema de fractura hidráulica o fracking, su nombre en inglés.

El valor de las reservas no se conoce, pues varía según las condiciones del mercado internacional de hidrocarburos.

Se trata de un potencial al que sólo la paraestatal tiene derecho pero según autoridades y especialistas ahora el escenario será distinto. Mediante varios tipos de contratos o licencias los nuevos competidores de Pemex podrán explotar yacimientos conocidos o los que descubran, y quedarse con las ganancias tras pagar impuestos.

Es uno de los aspectos polémicos del negocio, pues según críticos como el senador Alejandro Encinas, del PRD, las empresas que exploten hidrocarburos tendrán la posibilidad de deducir fiscalmente sus pérdidas, y pagar un promedio del 21% de sus ganancias, menos que el resto de los contribuyentes obligados a entregar la tercera parte de sus ingresos.

La Secretaría de Energía, por su lado, afirma que en todos los casos el Estado mexicano recibirá por lo menos el 50% de las ganancias de la explotación de hidrocarburos.

Pero el crudo y gas son una parte del nuevo sistema energético. En la Reforma también se abre la puerta para la venta de gasolina, actualmente reservada a Pemex y sus franquicias que suman 10.564 gasolineras en todo el país.

Especialistas creen que éste es uno de los mercados donde la competencia tiene más posibilidades: de acuerdo con la gubernamental Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) y algunas investigaciones periodísticas, muchos de los negocios alteran las bombas de gasolina para entregar menos combustible del que cobran.

La participación de empresas distintas a las franquicias de Pemex puede modificar el escenario. Es un negocio que implica la venta de 187 millones de litros de gasolina al día, con un valor de US$65.000 millones al año.

Electricidad

Otra parte del negocio es el abasto de electricidad, que genera y vende la CFE con dos excepciones: en Baja California Norte la paraestatal compra la energía a California, Estados Unidos, pero la revende a los usuarios mexicanos.

También permite que particulares como la cadena estadounidense Walmart y otras empresas generen su propia electricidad, pero no les autoriza a vender la energía que no utilicen. En estos casos compra los sobrantes de la producción y los distribuye en su red de usuarios.

Con la Reforma Energética el escenario puede cambiar. Las nuevas reglas abren la competencia en el abasto a grandes consumidores como industrias, comercios y otros negocios que según la Comisión Reguladora de Energía representan el 59,5% de las ventas totales de la CFE, lo que en 2013 representó ingresos por US$13.000 millones.

La paraestatal mantendrá el monopolio del servicio a los casi 38 millones de usuarios domésticos, la mayoría de los cuales cuentan con subsidio en sus tarifas por la energía.

Estos clientes generan menos del 20% de los ingresos de la paraestatal, pero representan a casi el total de los mexicanos que viven dentro de su territorio.

Es un nicho donde el capital privado está excluido, lo cual genera inquietud en especialistas como Luis Serra. “La gran promesa de la Reforma Energética es bajar las tarifas eléctricas, y eso no va a suceder porque no vamos a generar competencia en el sector”, advierte.

Un tema en que coinciden organizaciones empresariales como el Consejo Mexicano de Hombres de Negocios: los efectos de las nuevas reglas se sentirán, por lo menos, dentro de cinco años.

(Fuente: BBCMundo)

Contenido relacionado
México pone fin a más 70 años de monopolio petrolero
Los cuatro grandes temas de la reforma energética de México

¿Por qué no debatir?, última pregunta de Cuarón a Peña.

El cineasta mexicano Alfonso Cuarón lanzó una última pregunta al presidente Enrique Peña Nieto sobre las reformas  energética y petrolera.

En una carta abierta, publicada este 5 de mayo en diezpreguntas.com, el cineasta agradece al Presidente “su pronta respuesta” a las diez preguntas que le formuló sobre las reformas energética y petrolera y le lanza un último cuestionamiento: “¿Por qué no debatir?”.

En la misiva, Cuarón señala que las respuestas del Presidente abren  la oportunidad de que se realice un debate plural y abierto sobre las reformas, y le plantea realizar “tres debates en televisión abierta, en horario prime y cobertura amplia.”

El cineasta señala que los debates deben ser “comprensibles, eficaces, ágiles, con reglas de debate modernas, en los que esté prohibido leer a los participantes, y en los que, por supuesto, la participación de los miembros de su equipo sería imprescindible y la suya muy saludable.”

En los debates, abunda el cineasta, se incluirían “ puntos de vista en favor y en contra, y en los que participen expertos en los diversos temas relevantes (económicos, jurídicos, técnicos, medio ambientales, sociales), representantes de los partidos, así como voces independientes de reconocida solvencia intelectual y moral interesadas en el tema.”

Cuarón también critica que los medios de comunicación hayan  ignorado las voces contrarias y críticas a la reforma, “principalmente la televisión, jugaron un papel pobre negándose a promover y alentar un debate público, evitando las voces críticas y limitándose a reproducir la narrativa oficial“, señala.

El ganador del Óscar tuvo un encuentro con la prensa, el 30 de abril,  dos días después de haber expresado su preocupación por el destino del país y su deseo de disipar dudas sobre la reforma energética, impulsada por Peña Nieto, a través de una carta abierta publicada en el sitio diezpreguntas.com.

Cuarón inquirió, por ejemplo, cuándo bajarán los precios del gas, la gasolina y la energía eléctrica, qué medidas se tomarán para proteger al medio ambiente y cómo se evitará la corrupción en el sector una vez que se implemente la reforma, que el director califica en su carta como la más profunda y trascendente en décadas en el país.

“Yo expresé lo que consideraba necesario expresar, corresponde ahora al público, a los medios, al presidente y al Congreso darle seguimiento si lo creen relevante”, señaló entonces Cuarón.

El mismo día, el secretario de Hacienda, Luis Videgaray, y el de Energía, Pedro Joaquín Coldwell, respondieron dos de las diez preguntas que hizo el cineasta, pero el director de Gravedad dijo desconocer la reacción de las autoridades pues iba regresando a México de un viaje.

La tarde del 30 de abril el gobierno federal publicó sus respuestas a las diez preguntas que el cineasta hiciera al presidente Peña Nieto.

 

ultimapregunta

 

 

Responde @EPN las 10 preguntas de Cuarón sobre Reforma Energética

El gobierno federal publicó esta tarde sus respuestas a las diez preguntas que el cineasta mexicano Alfonso Cuarón hiciera al presidente Enrique Peña Nieto, sobre la reforma energética.

 Alfonso Cuarón, ganador del Oscar como Mejor Director, a los medios y al público que le den seguimiento a la respuesta de Peña:

“Consideraba necesario expresar de desde mi punto de vista esto, ahora corresponde al público, a los medios, al presidente, al Congreso, darle seguimiento si lo creen relevante y ver hacia dónde deben de ir las cosas. Lo que sí puedo agregar es que la comunicación y el debate son cosas sanas y evolucionan el pensamiento, no hay que tener miedo a eso.”

Las preguntas tocan temas como los precios de los energéticos, los riesgos para el medio ambiente, energías alternativas, corrupción, la presión de grupos económicos, regulaciones para evitar abusos, productividad e ingresos petroleros, entre otros.

El gobierno admite en su respuesta que losa precios de energéticos bajarían “en el mediano plazo”, a más tardar en dos años. 

Afirma también que la reforma conseguirá 500 mil empleos adicionales para 2018 y 2.5 millones de empleos adicionales en 2025.

El documento publicado en el sitio del gobierno sobre la reforma energética, afirma también que habrá un 1% adicional de crecimiento del PIB en 2018 y 2% adicional en 2025.

AQUÍ el documento publicado por la Presidencia de la República, el cual puedes descargar desde Scribd. 

Preguntas y Respuestas EPN-Alfonso Cuarón.

Contesta @EPN a preguntas del cineasta Cuarón

Enrique Peña Nieto indica que el gobierno federal contestará las preguntas que le hizo el cineasta sobre la Reforma Energética una vez que sean presentadas las Leyes Secundarias.

Así, el mandatario contesta en dos Tweets las 10 preguntas que el ganador del Óscar a mejor director le hiciera a través de la página diezpreguntas.com., en su calidad de ciudadano.

epn1

epn2

 

 

La dictadura de las mayorías

Por: John Ackerman.

Este sábado 19 de abril se venció el plazo para la aprobación de las leyes secundarias en materia energética mandatadas por la reforma constitucional del 20 de diciembre de 2013. Son excelentes noticias para la lucha social en contra de la consumación de esta vulgar traición a la patria. Habría que luchar para dejar en letra muerta a todos y cada uno de los otros oscuros artículos “transitorios” de la reforma para que jamás se concrete este histórico atraco al patrimonio nacional.

Llama la atención la pasividad de los grupos parlamentarios de la supuesta “oposición” frente a este importante acontecimiento. Cómodamente sentados en sus curules y de paseo para Semana Santa, esperan pacientemente a que Peña Nieto finalmente presente las iniciativas de ley en materia energética preparadas en el Foro Económico Mundial de Davos, Suiza, y negociadas en Los Pinos con las grandes empresas petroleras internacionales. Eventualmente, los pocos diputados y senadores patriotas probablemente harán un “show” público de supuesta dignidad con una clausura simbólica de los recintos parlamentarios, pero difícilmente serán capaces de tomar la iniciativa para fijar las coordenadas del debate público sobre el tema.

En lugar de esperar a que el rey haga llegar sus propuestas pactadas a los levantadedos del Congreso de la Unión, la oposición tendría que tomar acciones contundentes y lanzar sus propias iniciativas. Por ejemplo, la iniciativa de ley para prohibir totalmente la fracturación hidráulica (el llamado fracking) en México, elaborado entre otros por Ricardo Mejía del Partido Movimiento Ciudadano, constituye un importante esfuerzo al respecto. Francia recientemente prohibió esta práctica en absolutamente todo su territorio nacional por los graves daños que genera al medio ambiente y a la salud pública. La “modernidad” y el desarrollo son perfectamente compatibles con la defensa del patrimonio nacional.

Los esfuerzos de este tipo tendrían que multiplicarse. Por ejemplo, se deberían desarrollar otras iniciativas de reforma para aumentar de manera radical los estándares ecológicos, sociales, laborales y fiscales para cualquier empresa privada que opera en materia energética en el territorio nacional. El incumplimiento de cualquiera de estos estándares debería provocar la revocación inmediata de los “contratos” o “permisos” correspondientes. Recordemos que fue precisamente el incumplimiento de las empresas petroleras internacionales con las leyes laborales del país lo que empujó al general Lázaro Cárdenas a nacionalizar la industria petrolera en 1938.

También sería importante unir la lucha energética con la batalla en materia de telecomunicaciones. En ambas materias los traidores apuestan a utilizar su presencia numérica en el Congreso de la Unión para imponer reformas profundamente antipopulares y autoritarias. Los voceros del régimen defienden esta estrategia en base a un supuesto derecho de las mayorías a imponer su voluntad en los sistemas democráticos. Un argumento similar se utiliza en Quintana Roo, San Luis Potosí y el Distrito Federal como pretexto para “regular” las marchas con el fin de proteger los intereses de las “mayorías”.

Esta postura exhibe una enorme ignorancia de las teorías más básicas sobre la democracia. “Democracia” significa el gobierno del demos o del “pueblo”, es decir, de todos. Si bien a veces es conveniente tomar decisiones de acuerdo con el principio mayoritario, el poder de la mayoría también fácilmente se vuelve dictatorial e intolerante. Los Nazis, por ejemplo, gozaban de una amplia aceptación en Alemania durante la Segunda Guerra Mundial. Sus “mayoriteos” a favor de la aniquilación de todos los judíos, discapacitados, morenos y homosexuales no tenían nada ver con la democracia. La defensa de los derechos de las llamadas “minorías” forma parte integral del funcionamiento de cualquier sociedad moderna.

Hoy en México nos encontramos en una situación similar. Los mayoriteos del Congreso de la Unión y del Congreso del Estado de Quintana Roo, por ejemplo, sirven para imponer la voluntad de un grupo de personas que compraron sus cargos y han dado la espalda a la mayoría de la sociedad. Se busca utilizar la vía “institucional” para doblegar a la voluntad general y poner a todo México al servicio de la oligarquía nacional y los intereses financieros internacionales.

Una excelente indicación del nivel de disfuncionalidad democrática actual es el perfil de los nuevos consejeros del Instituto Nacional Electoral. Si la clase política estuviera confiada en el apoyo mayoritario de la ciudadanía, no hubiera tenido que colocar a un grupo de tímidos burócratas que apuestan a limitar los “excesos en el cumplimiento de la ley” en materia electoral, como dijera el nuevo consejero presidente en una de sus primeras entrevistas. Una clase política sin miedo al mandato popular se hubiera atrevido a incluir aunque sea un par de consejeros con criterios independientes y sociales.

Es particularmente vergonzante que todo el proceso de selección de los consejeros electorales fue conducido por un diputado supuestamente de “izquierda” del Partido de la Revolución Democrática, Silvano Aureoles, y que los consejeros propuestos por aquel partido son personajes que en su momento avalaron abiertamente y con todo cinismo el fraude de 2006 y la compra-venta de 2012. El reciente pacto de desarme entre las “autodefensas” de Michoacán y las autoridades más corruptas del país tampoco es un buen augurio para el futuro de la institucionalidad democrática.

¿Algún día los mexicanos podremos volver a ver con orgullo a nuestros líderes políticos y autoridades electorales como dignos representantes de nuestros intereses? ¿Cabalgarán de nuevo Zapata y Villa? ¿Retornará el espíritu rebelde del general Cárdenas?

Twitter: @JohnMAckerman

www.johnackerman.blogspot.com

(Con información de: Proceso)

 

El gobierno de EPN lleva al país a la dependencia petrolera: Greenpeace

greenpeace-211

La reciente aprobación de la Reforma Energética muestra que el gobierno del Presidente Enrique Peña Nieto ha orientado su política energética hacia la dependencia petrolera, sin tomar en cuenta las energías renovables. Así lo consideró Aleira Lara, Coordinadora del tour en México del buque insignia de Greenpeace, el Rainbow Warrior. “El gobierno de Enrique Peña Nieto ha estado en un momento de toma de decisiones que pueden dirigirnos a un futuro no sustentable.

La llamada del barco nos permite llamar la atención a los tomadores de decisiones hacia las verdaderas soluciones que son dejar de depender del petróleo, dejar de perforar en aguas profundas y apostarle a las energías renovables. Ése ha sido un debate que ha estado en la mesa, sin embargo el gobierno mexicano ha ignorado el potencial  de las energías renovables y en este momento la moneda se encuentra en el aire en cuanto a los cultivos transgénicos”, dijo la integrante de la organización ecológica internacional. El Rainbow Warrior arribará a México el próximo 7 de enero y estará tanto del lado del Pacífico como del Atlántico mexicanos. Además de buscar difundir la postura de Greenpeace sobre la Reforma Energética, buscarán crear conciencia sobre los desechos tóxicos arrojados a los ríos por empresas textileras y mostrarán su desacuerdo con la política en materia de transgénicos del gobierno federal. “El gobierno de Enrique Peña Nieto debe buscar una agricultura ecológica y que sea con justicia social, esta moneda está en la Secretaria de Agricultura y en la de Medio Ambiente y estaremos llamando  a los funcionarios a que tomen las medidas adecuadas”, informó Lara.

En la conferencia de prensa donde fue presentado el tour del Raimbow Warrior también estuvo presente Femke Bertels, nueva directora de Greenpeace México, quien dijo que reformas como la Energética afecta a comunidades de otras latitudes. “El medio ambiente y su contaminación no conocen fronteras. El deterioro ambiental en México vulnera a las comunidades en otras latitudes. Las recientes reformas, la energética, política, hacendaria, laboral y educativa, dejaron nuevos retos en todos los sectores, incluido el ambiental. Durante 20 años en México esta organización ha demostrado que con el poder de la gente se puede proteger el planeta. Ahora que empezamos un nuevo capítulo para la oficina mexicana invitamos a todos los ciudadanos a convertirse en guerreros del arcoiris y juntos transformarnos en un país verde e inclusivo, en el que sociedad, gobierno y empresas asuman responsabilidades por sus decisiones y actos”, dijo.

EN PIEDRAS NEGRAS “CUELGAN A DIPUTADOS”

Diputados colgados

Muy al estilo de la delincuencia organizada, pero con una “intención nacionalista”, integrantes de Morena en aquella localidad del norte del Estado de Coahuila, colgaron desde un peatonal que colinda con el Puente Internacional,  a monigotes de trapo que representan a los legisladores de México que aprobaron las reformas educativa, hacendaria y energética, por traicionar a la patria, según un vocero de la organización.

Este acto simbólico, más que provocar, al parecer lo que intenta es denunciar el “borrón y cuenta nueva” que los senadores y diputados mexicanos han impuesto a la sociedad mexicana a través de su acción.

 

(Foto: Zócalo)