Archivo de la etiqueta: Ecología

FUERA DE #SONORA DELEGADOS FEDERALES: GOBERNADOR

(SinEmbargoMX) El Gobernador de Sonora, el panista Guillermo Padrés Elías, expulsó hoy a los delegados federales de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) y de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) del Comité Estatal de Protección Civil que investiga el derrame de tóxicos de la mina Buenavista del Cobre en los ríos Bacanuchi y Sonora. El hecho es inédito. ¿justicia o política?

No se tiene referencia de que un Jefe del Ejecutivo estatal haya expulsado a los representantes del gobierno federal de una entidad de orden local.

El mandatario estatal los acusó de atacarlo políticamente por este caso, que es considerado el peor desastre de la industria minera en México, e incluso de retardar las investigaciones, a 34 días de que la mina propiedad del Grupo México arrojará más de 40 millones de litros de tóxicos al medio ambiente.

También dijo que los representantes del gobierno federal sabían desde antes del 6 de agosto de las irregularidades en el manejo de contaminantes en la mina Buenavista del Cobre, del Grupo México, y por “omisión o encubrimiento” no actuaron para evitar el desastre ecológico en el río Sonora. Desde ahora, dijo, los delegados de esas dependencias, “ya no serán aceptados en las reuniones del Comité de Atención a Emergencias”, que cada semana analiza la emergencia en el río Sonora. En conferencia de prensa, el panista Padrés Elías exigió, además, la renuncia del titular federal de la Profepa, Guillermo Haro Belchez, por lo que consideró “un serio problema de negligencia”.

Los funcionarios federales expulsados del Comité Estatal de Protección Civil en Sonora son César Lagarda Lagarda, de la Conagua; Jorge Carlos Flores Monge, de la Profepa, y Jorge Andrés Suilo Orozco de la Semarnat. El Gobernador dijo que estos personajes “no son bienvenidos en Sonora” y solicitó al Presidente Enrique Peña Nieto y al titular de la Secretaría de Gobernación (Segob), Miguel Ángel Osorio Chong, los retire de sus cargos, ya que, afirmó, “no son interlocutores válidos con su administración”. ADVERTENCIA CUMPLIDA Antes, Padrés dijo que solicitaría sanción y despido de los delegados federales que “no atendieron a tiempo el derrame de tóxicos en los ríos sonorenses”. “Exigimos pues que se le cumpla, repare el daño que se le ha hecho a los más de 23 mil habitantes de la cuenca del Río Sonora que están pasando por momentos muy difíciles”, dijo en conferencia de prensa citada por diarios locales. “En segundo término, después de mencionar mi enérgico llamado de que se traiga a cuentas a los delegados que omitieron hacer su trabajo, también solicitar como lo haremos en el transcurso del día por escrito a la federación, que se nos habilite los recursos necesarios para poderle hacer frente a este problema en tanto Grupo México responde puntualmente por el daño que ha hecho”, agregó Padrés. Durante la tarde de este martes, el Gobernador Guillermo Padrés reiteró su señalamiento contra los delegados federales.

“Como Gobernador de Sonora, no considero válidos a representantes de PROFEPA, CONAGUA y SEMARNAT, por su negligencia ante desastre minero”, escribió en Twitter. Ayer, el mandatario sonorense, ante los cuestionamientos que delegados federales le hicieron a raíz de la información difundida de su rancho, evadió el tema y en su lugar culpó a la Federación de dejar sola a su administración ante la tragedia ambiental por el derrame de tóxicos en los ríos Sonora y Bacanuchi. Denunció: “No vemos la presencia del Gobierno federal ahí ayudando para minimizar el problema de los daños de los productores”. “Cada día escala más el daño que está haciendo, y no vemos esa respuesta que llegue el gobierno federal a ayudarnos, la verdad es que sí veo esto muy grave y no vemos las medidas conducentes para poder decir qué están haciendo para que no vuelva a suceder esto en nuestro país”, agregó Padrés.

CON ZAPALINAMÉ LA VIDA, SIN ELLA NADA.

Saltillo, Coahuila. Existe en la ciudad capital del estado de Coahuila un colectivo de artistas y ciudadanos concientes y entusiastas que, por medio de una expresión auténtica como lo es el graffiti, tratan de motivar a la ciudadanía para respetar y preservar nuestro ecosistema, que en el caso particular de Saltillo, está sustentado en la Sierra de Zapalinamé, que forma parte de la cordillera oriental de la Sierra Madre que atraviesa gran parte del país.

Coordinados por Claudia Luna Fuentes, este colectivo semana tras semana visita diferentes bardas o fachadas previamente autorizadas para intervenirlas con un majestuoso toque de esencia natural. Diferentes especies de flora y fauna que habitan en la Sierra de Zapalinamé se convierten de pronto en el tema de una recreación comprometida con la enseñanza, pues además trabajan con niños y niñas de los barrios o vecindarios a los que llegan gracias al esfuerzo del empresario Alejandro Arizpe Narro.

A continuación, una breve charla con los miembros del colectivo “YoSoyZapalinamé: talleres de arte urbano y ecología”

#Saltillo : OTRA VEZ LA BASURA PROSELITISTA.

Sin que aparentemente exista un órgano que regule tanto la cantidad como calidad y tipo de propaganda electoral, candidatos como Fernando de las Fuentes (a) “el diablito chapulín”, inunda casas, bardas y calles de su basura proselitista.

 

En campaña aseguran tener grandes planes para la ecología, pero mientras tanto saturan hasta la saciedad de su nada agradable presencia en una ciudad que se dice aspira a ser de primer mundo (sic).

Esto seguramente es una muestra de la negrura de sangre que les corre por las venas a estos pseudo políticos tranzas que van de puesto en puesto y en el entre acto, nos dejan sus toneladas de lodo atestado en todos lados.  Pero que no le digan que no le cuenten, para muestra un botón y en las imágenes queda signado el ejemplo, ya de más está que prometa mejora en la recolección de basura; no creemos que él esté dispuesto a ser el primero en ser depositado en un contenedor. 

Por lo pronto deberían de poner a sus lideresas monumentales, junto con sus jefas de manzana a recoger el cochinero que reparten y la gente no quiere.

 

La contaminación ambiental se mide también por el nivel de cochambre que habita en los cerebros. Si a eso le agregamos la contaminación visual y la cultura fomentada, entramos entonces a un estándar educativo en el que las nuevas generaciones, así como la ciudadanía en general no tendría ningún empacho en tirar basura en las calles, “pos si total, los políticos lo hacen…”