Archivo de la etiqueta: Alcalde de Saltillo

Alcalde de Saltillo es accionista de SEFISE

cnZ_ILNu

El despacho de abogados Oléa y Oléa, que representa a decenas de afectados por el fraude cometido por SEFISE S.A. de C.V. en varias ciudades del país, señaló al alcalde de Saltillo, Isidro López Villarreal, como accionista de la financiera que a finales del año pasado instaló una filial en la capital coahuilense.

La empresa, que ha estafado con montos que superan los 200 millones de pesos a más de 70 inversionistas en el interior del país, ofreció a los saltillenses un modelo de inversión en el que prometían muy altos rendimientos libres de impuestos.

Xavier Oléa Trueheart, representante de uno de los despachos considerados por revistas especializadas de circulación nacional como entre los más influyentes de México, señaló que entre los personajes que constituyen la empresa SEFISE S.A. de C.V. y contra quienes fincaron demandas ante la Procuraduría General de la República, aparecen Juan Carlos Lecumberri, Alonso Orozco, Marco Antonio Soto, Rodrigo Soberón y Arturo Ferrer.

Explicó Oléa que en el caso del empresario Ferrer, éste se integró al grupo de SEFISE S.A. de C.V. hace poco tiempo y está colaborando también en algunos otros negocios y outsourcing en los que tiene participación el ingeniero López Villarreal.

El punto clave que explica, desde la óptica del propio abogado, que SEFISE haya decidido instalarse en Saltillo, es la relación entre Arturo Ferrer y Sofía López, hija del Alcalde.

La administración municipal forma parte del engranaje de operación de SEFISE, ya que el propio director administrativo de la financiera, Luis Fernando Villarreal, hace tan sólo unos días, cuando intenta enganchar a un supuesto inversionista, afirmó que actualmente “hay un fideicomiso de donde se regresa el dinero, yo no toco el dinero, el fideicomiso cobra, en este caso del municipio de Saltillo y lo regresa y paga a los socios, que son inversionistas, primero se paga a
ellos y después me pagan a mi, es la manera de regresar el dinero, a grandes rasgos”.

Anuncios

LA IMPORTANCIA DE LLAMARSE ISIDRO

FotoSemblanza

Por: Alejandro Esparza Farías y Espinosa.

Tras el triunfo electoral en Saltillo del candidato del PAN Isidro López Villarreal, se abre indiscutiblemente una nueva etapa para la capital coahuilense. Etapa que significa no solo una renovación de alcaldía a través de la alternancia por la decisión ciudadana, sino de visión y estrategia. Pero también de actitud.

Los retos a los que se enfrentará el nuevo edil son sin duda tan grandes como su propio nombre y apellido y tan gigantes como la ciudad que encabezará y que crece día con día.

Asentamientos irregulares en terrenos peligrosos cerca de arroyos y del paso del tren, legitimación de la tierra de muchas personas, rescate de espacios públicos, ampliación del número de canchas deportivas y de esparcimiento familiar e intelectual y educativo, la reapertura de bares y centros nocturnos donde la gente pueda convivir y distraerse sanamente, el Saltibus, Agsal, urbanización, ecología, atención a ejidos, obra pública, empleo, re integración familiar, cultura, atención a públicos vulnerables, de manera concreta y profunda a niños, jóvenes, mujeres, personas de la tercera edad y comunidad lésbico-gay, así como un amplio sentido social y visión panorámica en el aspecto cultural y artístico y la seguridad, son temas esenciales en cualquier agenda política y de función pública; brindar soluciones no será muy fácil, pero tampoco significa una tarea imposible.

Se hará necesario en el tema del Saltibus continuar con la capacitación a los operadores de las unidades y la renovación de las mismas, pero también hay un aspecto medular: que puedan integrar la visión de esa capacitación brindada a los operadores con una capacitación brindada a los policías municipales y tránsitos, a quienes en definitiva también hay que educar pues siguen atropellando las garantías individuales de los ciudadanos.

También la ciudad requiere robustecer su propia economía para poder convertirse en una verdadera metrópoli que sea capaz de gestionar infraestructura sin necesidad de siempre estarle tendiendo la mano ni al gobierno estatal ni al federal y ese es un reto inmenso.

El hecho de entrar como triunfador indiscutible, al vencer a un contrincante férreo y vanidoso a quien no le importó dejar una curul en San Lázaro después de ser recién electo y que vino a repetir las mismas mentiras contadas de antemano, dejan a Isidro López con una oportunidad muy valiosa para demostrar que los mandatos son para cumplirse y no para servirse.

La vocación empresarial y humanista de López Villarreal tendrán que redundar en un beneficio para Saltillo y en un fuerte respaldo para su administración que esperamos quede concluida, porque se cruza la elección para renovar al Ejecutivo Estatal y el fantasma del “Chapulinaje” debe quedar desvanecido.

Terminar los mandatos que se les confieren es una de las obligaciones de los políticos y funcionarios pero también una necesidad inmanente al desarrollo que la capital de Coahuila exige.