“Nuestras hijas están muertas”: madres de desaparecidas en #SLP

La inconmovible actitud de un enfermo de soberbia:

El gobernador de San Luis Potosí, Fernando Toranzo Fernández, calificó como “grotesca” la protesta realizada por madres de menores desaparecidas en contra de la coordinadora estatal de Alerta Ámber, Cristina Hurtado Barrera, luego de recibir un reconocimiento por su trabajo.

El pasado viernes 25, el cabildo realizó una sesión solemne a puerta cerrada para galardonar a Hurtado Barrera. El alcalde Santiago Ledezma Cano fungió como anfitrión y entre los invitados y testigos de honor estaba Toranzo Fernández y algunos de sus más cercanos colaboradores, entre ellos los titulares de las secretarías de Gobierno, de Seguridad Pública y el procurador general de Justicia del estado.

En la sesión solemne irrumpió un grupo de madres cuyas hijas desaparecieron y reclamaron que desde 2010 los propósitos de Alerta Ámber –establecer mecanismos para la búsqueda y pronta recuperación de niñas, niños y adolescentes que se encuentren en riesgo de sufrir daño grave a su integridad por motivo de desaparición— no se cumplieron en el caso de sus hijas.

Desde ese año, cuatro niñas y una joven mujer desaparecieron y fueron asesinadas en el municipio de Tamuín, ubicado en la Huasteca Potosina.

Las madres de tres de ellas supieron a inicios de este mes sobre la localización de los cuerpos de sus hijas quienes fueron víctimas de Filiberto Hernández Martínez un feminicida, quien fue detenido, tras meses de investigación realizada –dijeron—por  ellas mismas.

Hernández Martínez secuestraba a las pequeñas, abusaba de ellas y finalmente las privaba de la vida.

Graciela Pérez, quien desde agosto de 2012 denunció la desaparición de su hija de 13 años, y tres jóvenes más en la carretera Valles-Mante, también irrumpió en la sesión solemne y junto con las otras madres, reclamó al gobernador la entrega de un galardón a Hurtado Barrera, quien –denunciaron– se desempeñó como directora de la Policía Ministerial del estado cuando iniciaron las desapariciones en Tamuín, San Luis Potosí.

Las madres calificaron como “un circo y una burla para la memoria de sus niñas y para el sufrimiento de las familias” el galardón.

“¿Qué festejan si nuestras hijas están muertas?” preguntaban en voz alta en la sesión a la que el secretario de Seguridad, Joel Melgar Arredondo  y algunos elementos trataron de impedirles el paso a pesar de que estaban invitadas.

La señora Graciela Pérez reprochó el nulo apoyo por parte de las instancias oficiales en la búsqueda de los desaparecidos ya que en su caso –denunció– no hicieron nada. Las mismas autoridades municipales le dijeron que fuera con los militares, porque en el Ministerio Público “no buscaban personas”.

Su hija Milynali regresaba a casa con sus tres primos y su tío –hermano de Graciela– el 14 de agosto de 2012, en una camioneta color arena GMC Sierra Denali, modelo 2008.  Estaban a dos horas de llegar a Tamuín, San Luis Potosí, municipio vecino de Tamaulipas, pero a la altura de Ciudad Mante el vehículo desapareció.

Tras la irrupción en la sesión solemne, el gobernador de San Luis Potosí ofreció una conferencia de prensa improvisada en la que criticó la forma como se manifestaron las madres.

“No se vale tampoco descalificar la tarea de la manera tan grotesca como lo hacen”, dijo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s