Un obsequio envenenado

Rosa Esther

Horizonte Ciudadano

Por Rosa Esther Beltrán

La ley secundaria de telecomunicaciones, enviada por Enrique Peña Nieto al Senado ha resultado más que polémica. La ciudadanía informada despierta y se percata de que los senadores, los que se dicen representantes de los mexicanos, se apresuran a aprobar una ley que es un regalo enorme de parte de Peña Nieto para Televisa y los que comparten sus intereses, de forma que con ella se beneficia y se consolida el monopolio, como si no lo estuviera.

La ley en mención fue redactada con evidentes sesgos, cuando la reforma constitucional, aprobada el año pasado implicó un adelanto relevante en cuanto a los derechos humanos en libertad de expresión e información, con la legislación secundaria se vulneran esos derechos y evidentemente se conceden beneficios a las empresas del duopolio televisivo, entre las más importantes ganancias se pueden enumerar las siguientes: la legislación secundaria contiene reglas de preponderancia que protegen a Televisa en la televisión de paga (Art. 260, 264) de marera, que, mediante argucias la televisora consentida del presidente fue eximida de ser considerada como agente preponderante.

Para asegurar que la ley Peña-Televisa sea aprobada el presidente tiene su promotor, el senador Javier Lozano Alarcón, panista él, presidente de la Comisión de Comunicaciones del Senado, quien defiende con enjundia la legislación secundaria de telecomunicaciones e impulsa con ahínco el fast track para ayudar al PRI y a su satélite el partido Verde  a conseguir los votos necesarios para la aprobación de la ley de marras, en tanto que hasta algunos de los dirigentes del PRD Y EL PAN rechazan la ley Peña-Televisa.

Las reformas a la ley de telecomunicaciones significan negocios redondos para los poderes fácticos de las telecomunicaciones por eso a lo que los ciudadanos asistimos es a una verdadera feria anticonstitucional en la que la autonomía del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) es violentada (Art. 44); además hay artículos que violan la libertad de expresión y el uso social de los medios indígenas también viola la Constitución por incurrir en discriminación y hasta se niega a los discapacitados el acceso a las telecomunicaciones.

Asistimos a una contra reforma con virtual dedicatoria contra los derechos ciudadanos por ello la preocupación se propaga alzándose ya hasta el ámbito internacional, promovida principalmente por los jóvenes a través de las redes sociales.

Como una manifestación de la inconformidad, el Frente por la Comunicación Democrática (FCD), recientemente formado y encabezado por el senador Javier Corral y Cuauhtémoc Cárdenas, además de decenas de artistas, escritores y comunicadores llama a los ciudadanos a luchar de manera organizada, convoca a propiciar el debate, a mantener informada a la sociedad mexicana sobre las consecuencias nefastas de una posible aprobación de la ley secundaria de telecomunicaciones y radiodifusión y a oponerse a su aprobación.

El FCD convoca también a que el próximo sábado 26 se realice una movilización nacional en contra de la legislación en telecomunicaciones y en defensa del derecho a la comunicación, porque con esa ley se beneficia primordialmente a Televisa y a los concesionarios y no a las audiencias, debilita a los medios públicos, indígenas y comunitarios, así como a los productores independientes.

En Saltillo se realizará la movilización propuesta por el FCD, seguramente no verá usted multitudes, pero la conciencia ciudadana en defensa de los derechos fundamentales a la libertad de expresión y de información, en contra de la censura a Internet, del control de las ideas, de la  criminalización de la protesta social, serán exigencias fundamentales de los ciudadanos manifestantes por pocos que sean.

Lo menos que se puede exigir a los senadores es que se respete la reforma constitucional en telecomunicaciones y que las leyes secundarias concuerden con ella; que se detenga el cabildeo para una legislación que restaura el régimen autoritario y que por el contrario se fortalezca la autonomía del IFETEL y se resguarden los derechos a la libertad de expresión e información.

Posdata

¿Por qué Leopoldo Lara Escalante presidente del IEPC viola impunemente la Constitución (Art. 134, párrafo 8°) incluyendo su nombre en la propaganda del Instituto? Lara Escalante alardea ante la opinión pública, pero ha abusado de su posición eliminando los  derechos básicos de los trabajadores del IEPC y pagándoles salarios de hambre mientras él y sus consejeros se ceban con sueldos de decenas de miles de pesos y se eternizan en sus puestos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s