Extorsionistas, detrás de ataque a los Oxxo: gobierno federal

pf-7805130319_Senado_1_gc-c-440x293

El secretario ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, Monte Alejandro Rubido García, negó que los ataques registrados el pasado domingo 19 contra siete tiendas Oxxo, en Hidalgo y Estado de México, sea resultado del “efecto cucaracha” provocado por la entrada de las fuerzas federales a Michoacán, pues la forma de operar de los delincuentes, dijo, es diferente.

“La forma de operar de lo que vimos en estos días no me parece que responda al estilo con el que han trabajado los cuerpos delincuenciales en Michoacán.

“Me parecería que es muy rápido, muy reactivo, como para considerarlo así. Mi impresión es de que lo que querían era intimidar en la región para después tratar de cobrar algún tipo de extorsión”, puntualizó el funcionario a Milenio.

Rubido García afirmó que a la fecha el gobierno no cuenta con datos sobre el desplazamiento de Los Caballeros Templarios a otros estados o al extranjero, luego de asumir el control de la seguridad en 27 municipios michoacanos, en particular la región de Tierra Caliente.

La víspera, autoridades policiacas y ministeriales de Hidalgo y el Estado de México atribuyeron el ataque a tiendas Oxxo al “efecto cucaracha” originado por la salida de Michoacán de los líderes de Los Caballeros Templarios.

“Las investigaciones apuntan la posible participación de delincuencia organizada, ya que se utilizaron armas largas en los asaltos, además de un posible efecto cucaracha por el caso Michoacán”, explicó ayer el secretario de Seguridad Pública de Hidalgo, Alfredo Ahedo.

Sin embargo, el gobierno hidalguense emitió más tarde un comunicado en el que señaló que se trata de “grupos armados no identificados”.

Los ataques a siete establecimientos propiedad del grupo regiomontano Femsa ocurrieron de manera simultánea entre las 21:00 y 22:00 horas en Tizayuca y Tula, en Hidalgo, y en Tecámac, Estado de México, en la carretera que une a estas localidades con el Distrito Federal.

Un día después de esas embestidas, el titular de la Secretaría de Gobernación (Segob), Miguel Ángel Osorio Chong, se reunió con los gobernadores de los seis estados circunvecinos para establecer un blindaje contra el “efecto cucaracha” de los grupos criminales.

A la reunión no fue convocado el gobernador de Hidalgo, José Francisco Olvera Ruiz, pero sí el gobernador del Estado de México, Eruviel Ávila, en cuya entidad también se registraron ataques.

Los otros representantes de los estados circunvecinos a Michoacán que asistieron al encuentro son: Mario Anguiano Moreno, de Colima; Ángel Aguirre Rivero, de Guerrero; Aristóteles Sandoval, de Jalisco; Miguel Márquez, de Guanajuato, y José Eduardo Calzada, de Querétaro.

En dicha reunión, Osorio Chong planteó a los gobernadores “revisar y acordar el blindaje en sus respectivas entidades, ante los eventuales efectos que pudieran tener las acciones de seguridad que se llevan a cabo en territorio michoacano”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s