La inseguridad pública, riesgo cotidiano

Rosa Esther

Horizonte Ciudadano

Por: Rosa esther Beltrán

La inseguridad pública, riesgo cotidiano
En 2010, al inicio de su gestión, el alcalde Jericó Abramo Masso, al describir las Fortalezas de nuestra ciudad en el Plan Municipal de Desarrollo, 2010-2013, afirmaba: “La ciudad ha mejorado sustancialmente su imagen y su funcionalidad… Destaca, así mismo …, el ambiente de seguridad pública que persiste en el Municipio, a pesar del agravamiento de ésta, en el País, en general, y en los estados norteños, en particular”. (P.36).

En el primer Eje Rector, referido a Seguridad Pública y Patrimonial de ese documento planteó: “En Saltillo la comunidad demanda seguridad pública, jurídica y para su integridad física y patrimonial… Desea recuperar la confianza en los cuerpos de seguridad”.

También manifiesta que, su administración, “busca fundamentalmente una transformación radical del sistema de seguridad pública”. El Plan dedica varias páginas al tema de la Seguridad. Hasta aquí las citas, que considero necesarias para contextualizar.

Lamentablemente los saltillenses vemos que los propósitos del Alcalde cada vez van quedando sólo en buenas intenciones, porque la realidad lo ha rebasado y la inseguridad se propaga en Saltillo, ya sea por los delincuentes comunes o por los organizados, aunque es mínima la información que llega a hacerse pública, ya que parece que la intención del Gobierno es dar una imagen de disminución de la inseguridad.

El artero asesinato del chelista César Javier Salas Navarro el pasado fin de semana en el barrio de Santa Anita, es como la gota que derramó el vaso, y es muy justo el reclamo de justicia expedita del afligido padre de César, Artemio Javier Salas Montemayor, así como el de la comunidad de artistas y creadores culturales y de comerciantes del Centro Histórico, quienes además denuncian que los asaltos violentos a transeúntes, a conductores de vehículos y a comercios ha ido en aumento, aseguran en una carta publicada por VANGUARDIA.

Por si algo faltara ante esta anarquía, también denuncian los comerciantes que son víctimas de extorsión por parte de algunos elementos de seguridad, lo cual no extraña, porque el ciudadano de a pie asegura que no sabe a quién temerle más, si a los policías o a los delincuentes, porque de éstos ya saben qué les espera, pero por los cuerpos de seguridad son defraudados, extorsionados, timados y estafados.

La Procuraduría de Justicia del Estado informó sobre los avances en la investigación y la captura del presunto asesino del chelista, esperamos que haya certeza en las pesquisas y que de ninguna manera este caso se sume a los de impunidad sin cuenta, que es el pan de cada día en Coahuila.

Algunos comerciantes del Centro Histórico denuncian a policías como promotores de la violencia nocturna. Lo más grave es que consideran que gracias al programa municipal semanal, “La Calle Cobra Vida”, en ese sector se ha atraído a las pandillas y, sin querer discriminar, ahora al citado programa se le conoce como “La calle cobra vidas”.

Lo cierto es que en el Centro Histórico falta vigilancia día y noche, con policía honesta y confiable que prevenga el pavor que impera entre los comerciantes a causa de la violencia.

Los delincuentes han superado a las autoridades municipales. Ahora, tras los robos de coches o asaltos domiciliarios en donde los hogares son “vaciados”, los asaltados se sienten afortunados si no salen heridos y conservan la vida.

En Saltillo, el tiempo del Alcalde termina. Llegó la hora de las evaluaciones, es la oportunidad de rendir cuentas porque basta ya de tomarles el pelo a los ciudadanos que votaron por él con planes que finalmente no se cumplieron.

Sabemos que Jericó tiene un empleo asegurado con Rubén Moreira, a pesar de que en febrero pasado declinó la invitación para ocupar un cargo estatal y se descartó como candidato a Diputado local en 2014.

En aquella ocasión sostuvo: “Mi relación con el Gobernador no podría ser mejor; él me ha hecho saber que aprecia lo que hemos hecho como Municipio, por ejemplo, en materia de seguridad”, entonces dijo que se iría a la Ciudad de México con su familia. Debería sostener aquella decisión, seguro que muchos en Saltillo se lo agradecerían.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s