Archivo de la etiqueta: Fiestas Patrias

FELIZ CELEBRACIÓN DE FIESTAS PATRIAS

Rosa Esther

Horizonte Ciudadano

Por: Rosa Esther Beltrán.

 

La efervescencia ciudadana
Ayer por la noche los profesores de la CNTE decidirían si abandonan el Zócalo de la Ciudad de México para que Enrique Peña Nieto pueda salir la noche del domingo 15 a dar el tradicional Grito de Independencia.
La protesta magisterial frustró la fiesta del Primer Informe a la nación y forzó a la LXII Legislatura a iniciar su primer periodo de sesiones ordinarias en un recinto legislativo amurallado y fuertemente custodiado por las fuerzas policiacas.
Pero una vez aprobadas las leyes que los profesores consideran lesivas a sus derechos laborales, la CNTE no se da por vencida y continúa con sus movilizaciones que van extendiéndose poco a poco en su apoyo hasta alcanzar a 17 entidades de la federación y radicalizando su tono de protesta.
Los profesores de la CNTE reclaman diálogo con Peña Nieto, pero éste calla, no muestra disposición a dar la cara; con la Secretaría de Gobernación se sostiene un diálogo infructuoso que más bien parece un distractor y la crispación de algunos sectores de la sociedad capitalina también aumenta ante la interferencia y molestias en su vida cotidiana por las movilizaciones; asimismo, la campaña mediática en contra de la CNTE se acentúa e incrementa la polarización social y deteriora la débil cohesión que aún subsiste entre los mexicanos.
A la movilización de la CNTE se ha sumado el SME así como las protestas de diversos sectores contra la Reforma Energética, los más importantes son Morena que encabeza Andrés Manuel López Obrador y por otro lado Cuauhtémoc Cárdenas y el PRD.
Pero los factores de ingobernabilidad no sólo son denunciados internamente, esta semana en Madrid, la Ejecutiva de la Red Todos los Derechos para Todos y Todas (TDT), Agnieszka Raczynska, al recibir el premio Rey de España en Derechos Humanos, expuso que en México hay violaciones a los derechos humanos y también es evidente el desinterés del Gobierno Federal por revertir esta situación.
Sin duda, AMLO con MORENA es el principal opositor a la Reforma Energética y no deja de considerarse deseable que la izquierda apareciera unida en el rechazo a una reforma que entrega el petróleo a las empresas privadas, nacionales e internacionales, pues su fragmentación diluye la fuerza del reclamo de la negativa a la reforma constitucional para la Reforma Energética y la demanda de reformas a las leyes secundarias que induzcan a Pemex hacia un nuevo régimen fiscal, así como la revisión del modelo de la paraestatal a fin de reconvertir su dependencia tecnológica mediante el reforzamiento del Instituto del petróleo, porque Pemex es una de las empresas más rentables del mundo.
En Coahuila, Morena no está detenida, el domingo pasado 300 morenos acudieron a la movilización en la ciudad de México; Saltillo, Torreón, Monclova, Acuña y Piedras Negras estuvieron en el mitin en el que Andrés Manuel, hizo un recuento de lo que han sido las políticas neoliberales que han instalado al país en la ruina: la privatización de los bancos dio como resultado su entrega total al sector bancario extranjero, ahora sus extraordinarias ganancias van al exterior e internamente cobran excesivos intereses; en la minería las empresas han extraído en sólo 10 años el doble de lo que se llevaron los españoles en 300 años y dejan depauperada a la población y el medio ambiente depredado, afirmó AMLO.
La movilización ciudadana es el único recurso para detener las arbitrariedades del poder político institucional autoritario, es la utilización del derecho de manifestación instaurado en la Constitución, es la forma de incidir en decisiones que pretenden arrebatar a la población un recurso que hasta ahora está en manos de las élites corruptas y transformarlo en el proyecto petrolero para el siglo XXI realmente nacional y nacionalista. El esfuerzo no tiene asegurado el éxito pero vale la pena intentarlo.
Las movilizaciones pueden causar malestar temporal, pero dejar que la clase política, a quien le toque, entregue los derechos que las mayorías han ganado y que no son obsequios graciosos, es traicionar a las generaciones del futuro, el reclamo, la movilización de hoy, pueden asegurar el bienestar del mañana.